policiales - Mendoza Mendoza
miércoles 11 de mayo de 2016

Les robaron $460.000 a los dueños de un complejo de cabañas

Ocurrió en San Rafael. La plata, producto de la venta de una vivienda, estaba oculta dentro de un bolso. El ingreso a la casa no fue forzado. Sospechoso.

Un suculento robo sufrió una pareja dueña del complejo Inti Wayra, en San Rafael, cuando delincuentes se llevaron $460.000 que estaban escondidos en la casa que habitan en el interior del predio.

El hecho ocurrió entre el domingo y la madrugada del lunes en el complejo ubicado en la ruta 173 camino hacia el dique de Valle Grande. El matrimonio guardó el dinero en un bolso, envuelto en papel aluminio en un lugar que solo ambos conocían, pero al despertarse el lunes por la madrugada, se dieron cuenta de que la plata ya no estaba.

El robo llamó la atención de los investigadores porque no hubo indicios de violencia sobre alguno de los accesos a la propiedad. Aparentemente, los ladrones conocían perfectamente dónde se escondía la plata, que fue producto de la venta de una casa.

Lo cierto es que el matrimonio escuchó ruidos, pero al prender la luz se encontró con el papel aluminio sobre una mesa.

Entre ellos se preguntaron si alguno lo había tocado, pero no hubo respuesta y los interrogantes y la desesperación empezaron a aparecer. Inmediatamente, denunciaron el hecho en la Subcomisaría de Rama Caída que inició la instrucción que fue derivada por la Justicia a la Unidad de Investigaciones.

En este contexto, el martes hubo dos allanamientos en búsqueda del dinero. El primero se realizó en la zona de Valle Grande y el segundo en una propiedad en la ciudad de San Rafael.

Ambos, según fuentes policiales consultadas "tuvieron resultado negativo y por ahora se desconoce quiénes fueron los autores y el lugar donde fue escondido".

Lo cierto es que muy pocos sabían dónde se guardaba el dinero que iba a ser depositado en estos días en un plazo fijo y la principal hipótesis que manejan los pesquisas está relacionada al círculo íntimo de la pareja.

Es que en la casa no había signos de violencia en las puertas de acceso ni en las ventanas. Por eso se sospecha que el ladrón sabía en qué lugar de la propiedad estaba escondido el botín.

El hecho se suma a una cadena de robos a viviendas que tiene a maltraer a la Policía y a la sociedad que busca respuestas a la inseguridad que se vive en el sur de Mendoza.
Fuente:

Más Leídas