policiales policiales
viernes 04 de marzo de 2016

Le robaron y golpearon adentro de un supermercado y la empresa deberá responder

La Justicia ordenó que la víctima sea indemnizada con más de 65 mil pesos en efectivo.

Un hombre recibirá una importante indemnización tras sufrir un robo y golpiza cuando se encontraba comprando en el interior de un supermercado en el 2008.

El hecho ocurrió el 20 de septiembre de ese año, cuando cerca de las 12.30 el hombre de 35 años se encontraba junto a su esposa y su hija en la góndola de carne de una sucursal de Carrefour. Sin haberlo advertido, una persona le indicó que le acababan de robar la billetera a su pareja.

La mujer comenzó a hacer memoria y recordó la cara del asaltante, por lo que comenzaron a buscarlo por el interior del centro comercial. El hombre logró localizarlo y le pidió que le devuelva la billetera, pero obtuvo insultos y golpes a cambio.

El acusado le arrojó un canasto con mercancías y esto provocó que el denunciante cayera al piso, sufriendo una luxación en el hombro derecho con secuelas tales como dolor y limitación del movimiento.

La víctima solicitó ayuda al personal de seguridad del establecimiento, pero estos no intervinieron en el hecho y el ladrón escapó caminando por la puerta principal del comercio, según relató.

Es por esto que inició una demanda civil contra la empresa propietaria del supermercado, la cual recayó el Sexto Juzgado Civil.

Desde la empresa contestaron que no les consta que haya existido el hecho, pero en todo caso fue culpa de un tercero por el cual no deben responder y hasta responsabilidad de la víctima por no avisarle a personal de seguridad e intentar recuperar la billetera por su propio medio.

El juez Carlos Dalla Mora tuvo en cuenta la declaración de un testigo presencial que ratificó el testimonio de la víctima. "La empresa es un típico proveedor de bienes y servicios que ha de velar por su seguridad dentro de las instalaciones interiores del centro comercial. El usuario- consumidor debe hacer uso del local comercial y retirarse del mismo sin sufrir daño alguno", estimó.

El magistrado concluyó que el local debería haber adoptado "las medidas básicas para la prevención de tales acontecimientos", ordenando a la empresa a indemnizar al hombre con 65.500 pesos, más costas e intereses.

Fuente:

Más Leídas