policiales - Mendoza Mendoza
jueves 31 de marzo de 2016

Le dieron prisión perpetua por matar a un médico en la Sexta sección

La Quinta Cámara le impuso la pena máxima a Ángel Supichapi (45) por asesinar a Francisco Garás (80) para robarle la camioneta. Responsabilidad penal al hijo.

La Quinta Cámara del Crimen condenó este miércoles a la pena de prisión perpetua a Ángel Supichapi (45) al hallarlo culpable del asesinato del médico Francisco Garás (80) ocurrido en su vivienda de la víctima en la Sexta Sección de Ciudad, en 2013.

El tribunal presidido por Gonzalo Guiñazú e integrado por Rafael Escot y Carlos Parma, le aplicó la responsabilidad penal al hijo de Supichapi, que al momento del hecho tenía 17 años, por homicidio en ocasión de robo.

Las mismas penas fueron pedidas por la fiscal de Cámara Laura Rouselle.

Como abogado querellante y en representación de los hijos del profesional asesinado estuvo el penalista Carlos de Casas.

La perseverancia de los investigadores y la tarea de los médicos forenses pudieron establecer fehacientemente que el crimen de Garás el 24 de noviembre de 2013 tuvo dos autores.

Un examen de ADN estableció que el cómplice de Supichapi, conocido como Pichirichi, quien le lavaba la Toyota 4x4 al médico, era su hijo.

El fiscal de Delitos Complejos Santiago Garay cerró el círculo de lo que le ocurrió al infortunado médico en su vivienda de calle Moldes de Ciudad.

El fiscal especial calificó en ese momento la causa como homicidio criminis causa que es cuando se mata para ocultar otro delito.

El asesinato
El doctor Francisco Garás no dudó ese sábado por la mañana en sacar la camioneta y ponerle la música del estéreo al Pichirichi para que la lavara, como siempre desde hacía 8 años, sin imaginarse jamás que sus minutos de vida estaban contados.

Don Francisco no habría ni alcanzado a entrar a su casa cuando quien venía con el Pichirichi –luego se supo que se trataba de su hijo– lo habría metido de un empujón a la casa para, primero a martillazos y luego con un corte letal en el cuello, matarlo en la bañadera donde fue encontrado horas después por una de sus hijas que llegó a la casa en horas de la noche, preocupada porque no respondía a sus numerosos llamados.

Los investigadores tuvieron respuestas rápidas del vecindario que los alertaron de que habían robado la Toyota Hilux negra a plena luz del día de la casa del médico.

Por eso, tras descubrirse el brutal crimen 12 horas después, la policía no tardó en dar con Ángel Martín Supichapi, alias el Pichirichi o también conocido como Cordobés, quien cayó preso por el asesinato.

Detrás de él fueron detenidos su hijo de 17 años, quien tiene una estatura de 1,90m, y el Bebo, que fue visto a bordo de la camioneta el sábado a la tarde.

Los últimos dos fueron detenidos en Las Heras por orden del fiscal Santiago Garay tras tres allanamientos, en un impresionante operativo con medio centenar de efectivos.

El fiscal especial ordenó que fueran presos Supichapi, su hijo y el Bebo. Posteriormente, este último fue desvinculado de la causa y a juicio solamente llegaron padre e hijo.

Supichapi cuando fue arrestado se abstuvo de declarar ante el fiscal Garay.

De todos modos y, no obstante ello, al fiscal le habían dudas respecto de quién colaboró con el lavacoches.

Se hicieron varias pruebas de ADN y posteriormente, la respuesta forense ubicó en el lugar del crimen también a su hijo, al que algunos vecinos vieron cuando se llevaba la camioneta que fue encontrada posteriormente en las inmediaciones de Doctor Moreno y Zapata, en Las Heras, cerrada con llave.

-Brutal. Garás fue empujado hacia adentro de su vivienda y luego ultimado a martillazos y con un corte letal en el cuello. Para ello lo colocaron al indefenso anciano dentro de una bañadera. Lo halló una hija.

Fuente:

Más Leídas