policiales - Alfredo Cornejo Alfredo Cornejo
sábado 15 de octubre de 2016

"La muerte se podría haber evitado si la Justicia lo hubiera mantenido preso"

Lo dijo el gobernador Alfredo Cornejo en Malargüe, al referirse al asalto en una vivienda en Guaymallén, donde el dueño abatió a Matías Aguilar (25), uno de los 4 delincuentes.

El gobernador de la provincia, Alfredo Cornejo, dijo ayer en Malargüe que la muerte del asaltante de una vivienda de Corralitos "se pudo haber evitado si la Justicia –a la que calificó de blanda– lo hubiera mantenido preso por otros delitos que había cometido".

Ahondando en el tema, el primer mandatario provincial, quien inauguró un matadero de ganado menor en General Alvear, expresó: "En febrero esa persona fue detenida con un arma y luego se la dejó en libertad", en clara alusión a Matías Nicolás Aguilar, quien murió ayer por la madrugada tras cometer un asalto en una vivienda particular y ser repelido a tiros por su propietario.

Luego remarcó: "El miembro de la Corte que venga deberá tener un criterio duro. La mayoría de la gente que está ejerciendo el derecho penal en Mendoza tiene criterio blando".

Esta no es la primera vez que Cornejo manifiesta su descontento por el accionar de la Justicia.

La semana pasada expresó su disconformidad después de que la Justicia Federal y luego la provincial, dejaran en libertad a siete personas detenidas en un allanamiento en el que encontraron droga y armas.

El caso

El grave suceso se produjo el jueves alrededor de las 21.30 cuando cuatro delincuentes armados ingresaron en una vivienda de la calle Milagros al 5500, de Corralitos, en Guaymallén.

Uno de ellos terminó con un disparo en la cabeza cuando el propietario se defendió. En esa casa estaba el hombre acompañado por su familia cuando irrumpieron los sujetos generando gran pánico, ya que estaban totalmente indefensos ante el sorpresivo ataque.

Los delincuentes se apropiaron de diversos elementos, pero no conformes con esto comenzaron a golpear a mansalva y culatazos al propietario de la vivienda.

El hombre se defendió y allí fue cuando comenzó un forcejeo después de que los maleantes habían guardado todo lo robado en el auto del dueño de casa, un VW Gol.

Fue un instante de distracción de los ladrones lo que le posibilitó que la víctima tomara un arma de su propiedad, un rifle calibre 22, y que disparara contra ellos.

Un impacto le dio en la cabeza a Matías Nicolás Aguilar (25), quien quedó tirado dentro del auto. El plan era robar y escapar en el vehículo. Frente a este revés inesperado, los tres cómplices de Aguilar huyeron del lugar introduciéndose en fincas aledañas,amparados por la oscuridad.

Cuando saltó el hecho en el 911, la policía inició un intenso operativo cerrojo para atraparlos mientras el herido era llevado al Hospital Central.

También se utilizó el helicóptero que posee la fuerza, el Halcón 1, que sobrevoló la zona para ubicar a los fugitivos, pero estos lograron eludir el cerco policial tanto terrestre como aéreo.

El dueño de casa se defendió con un rifle calibre 22. Los pesquisas intentan determinar si hubo un intercambio de disparos entre los ladrones y el propietario de la vivienda. Incluso será motivo de análisis establecer si el herido recibió un disparo de sus cómplices.

Uno de los tiros le provocó a Aguilar pérdida de masa encefálica, por lo que quedó internado en muy grave estado y tuvo que ser operado de urgencia. Posteriormente, dejó de existir en la sala de cuidados intensivos.

La causa del homicidio quedó en la esfera de la fiscal Claudia Ríos Ortiz, quien deberá determinar las circunstancias en las que murió Aguilar y una vez que tenga los resultados de los peritajes determinará si la víctima del asalto actuó en legítima defensa.

Por otra su parte, en lo que concierne al robo, el caso lo tiene el fiscal de Guaymallén, Mauro Perassi.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas