La monja del Próvolo Kosaka Kumiko también fue acusada de protagonizar vejámenes sexuales

Kumiko está prófuga y también fue señalada como autora de maltratos a los niños hipoacúsicos.

La monja del instituto Antonio Próvolo, Kosaka Kumiko, prófuga de la Justicia de Mendoza, vio complicada su situación al ser acusada por otra víctima menor de edad, quien aseguró que la religiosa también participaba en las aberraciones.


El abogado de la víctima, Oscar Barrera, indicó que su defendida habló sobre una habitación en el altillo donde los abusadores utilizaban cadenas para someterla.

Situación similar había manifestado otro menor de edad hace casi un mes e incluso se hallaron unas cadenas guardadas en otro lugar en ese entonces.

Uno de los puntos más importantes de la nueva declaración, según detalló el letrado, se trata de tres personas que estuvieron involucradas en los hechos y que no están detenidas.

La joven no logró aportar nombre y apellido de los sindicados, pero sí sus características físicas e incluso señaló que uno de ellos estaba vestido de cura.

También complicó la situación de la monja Kosaka Kumiko, quien está prófuga y señalada como autora de maltratos a los niños hipoacúsicos. En este caso, la víctima manifestó que también participó y protagonizó los vejámenes sexuales.
Fuente:

Más Leídas