policiales - violencia de género violencia de género
miércoles 02 de agosto de 2017

La Justicia de Garantías definirá si archiva la causa contra el fiscal Giunta

El magistrado fue denunciado por su esposa hace poco menos de un mes. Como no hay delitos -ni amenazas ni lesiones-, su defensa pidió el archivo pero la fiscal lo negó.

Desde los primeros días de la denuncia, sus abogados defensores habían anticipado que "no hay delito". Ahora será la Justicia de Garantías la que defina la situación procesal del fiscal Fernando Giunta, que está investigado en una causa de violencia de género desde los primeros días de julio tras ser denunciado por su esposa.

Los abogados defensores del magistrado, Mario Luquez Ríos y Juan Manuel Riffo, ya dijeron en el principio de la pesquisa que la denuncia no contempla ningún delito: la presunta víctima no declaró haber sido lesionada o amenazada por Giunta.

Es por esto que a mediados de la semana pasada le solicitaron a la fiscal correcional Gabriela García que archive la causa. La investigadora judicial rechazó la medida porque entiende que todavía hay pruebas por producirse, por lo que ahora será María Alejandra Mauricio, titular del Tercer Juzgado de Garantías, quien defina la situación.

Fuentes judiciales explicaron que ya se realizó el desgrabado de los audios que presentó la víctima. Para la defensa, estas pruebas muestran la discusión entre ambos protagonistas pero no evidencian ningún delito.

Por otro lado, el peritaje piscológico de la denunciante informó que la joven no tienen indicadores de fabulación pero tampoco de violencia intrafamiliar.

El caso

El 9 de julio pasado, una joven se acercó a realizar una denuncia en Godoy Cruz. Se trata de la mujer que en noviembre se había casado con el entonces fiscal de Violencia de Género. La presunta víctima habló de discusiones con tratos denigrantes y hasta amenazas de perseguir a su exnovio.

El magistrado fue desplazado a la Unidad Fiscal de Luján de Cuyo-Maipú y se dictó una prohibición de acercamiento para ambos. Como en un principio no hubo violencia física ni amenazas, la investigación quedó en una Fiscalía Correcional.

Fuente:

Más Leídas