policiales - Judiciales Judiciales
lunes 13 de febrero de 2017

La historia de violencia intrafamiliar de la anciana acusada de ultimar a su hijo

Todos los testigos declararon este lunes en el juicio que acusa a Abelina Antón de (76) de apuñalar y matar a Pablo Penesi (42). El martes se realizarán los alegatos.

Este lunes comenzó y finalizó la etapa testimonial del juicio que tiene acusada a Abelina Concepción Antón, una mujer de 76 años, por asesinar de una puñalada a uno de sus hijos, Pablo David Penesi (42), en septiembre de 2015. Si no hay contratiempos, el martes se conocerá el veredicto.

Cinco testigos pasaron por la sala de debates de la Sexta Cámara del Crimen. Uno de ellos fue otro hijo de la imputada, Gabriel Penesi, y también su nuera, Mariana Olivera. En tanto que se incorporó por lectura la declaración del testigo de actuación en el procedimiento policial y una mujer llamada Fernanda que vivió en el domicilio meses antes.

Los distintos relatos dejaron en evidencia la situación de violencia intrafamiliar que se vivía entre madre e hijo. Vecinos y familiares coincidieron en que existieron varias peleas entre los protagonistas de la historia con anterioridad al desenlace fatal.

Incluso manifestaron que el hombre de 42 años le pedía dinero constantemente a su progenitora y cuando no se lo daba la encerraba en una habitación y le robaba. Según trascendió de los aportes, Pablo Penesi aprovechaba esas situaciones para invitar gente al domicilio y consumir alcohol y drogas.

Esto llevaba a enfrentamientos constantes con Abelina Antón, quien también era consumidora asidua de alcohol. Incluso aseguraron que en una ocasión el hombre le arrojó una taza con agua caliente y que eran normales ver lesiones en el rostro de la mujer.

Otro de los puntos importantes que quedó acreditado es que la víctima fatal tenía problemas para desplazarse por una dificultad en una de sus piernas. Este dato sigue la tesis de la defensa que sostiene que el hombre se cayó sobre el cuchillo que sostenía la mujer y no que ella lo apuñaló, pese a que los peritajes científicos dicen lo contrario.

Párrafo aparte para un dato aportado por el hijo mayor y la nuera de la anciana. Ambos aseguraron que intentaron realizar denuncias previas en una comisaría y en un organismo judicial dedicado a violencia de género pero ambos intentos fueron en vano. El fiscal de Cámara Fernando Guzzo pidió que se deje constancia de estos detalles, por lo que se supone que podría pedir una compulsa para investigar.

El debate oral y público continuará a las 11 de este martes, cuando los jueces Aníbal Crivelli, Jorge Del Popolo y Marcelo Gutiérrez escuchen los alegatos de las partes. Fuentes judiciales esperan que mañana mismo también se dicte sentencia.

Cambio de versión

Todo ocurrió en la noche del 3 de septiembre en una casa ubicada en calle Ejército Argentino al 1100 de Las Heras. Abelina Antón salió corriendo a la calle y aseguró que su hijo había sufrido un ataque esquizofrénico, la quiso golpear y terminó quitándose la vida al clavarse un cuchillo en el tórax.

Policía Científica llegó al lugar y comenzó a notar indicios extraños: la casa estaba revuelta y el arma blanca había sido limpiada antes de ser encontrada. Es por esto que dudaron de la versión de la mujer y se convirtió en la primera sospechosa.

El viernes pasado comenzó el juicio y las partes habían decidido realizarlo en forma abreviada, donde Antón aceptaría su culpabilidad y sería condenada a la mínima pena que la Ley prevé para estos casos: 8 años de prisión. Sin embargo, la mujer a último momento se arrepintió y decidió que se hiciera el debate normal.

Fuente:

Más Leídas