policiales - barrio Lihué barrio Lihué
lunes 12 de junio de 2017

La historia del joven que balearon dos veces en menos de un año

Pepe Hualampa (18) fue atacado por segunda vez el domingo en Guaymallén. En diciembre pasado también había sido víctima y dos reconocidos delincuentes estuvieron acusados.

"Parece que es bastante conflictivo y tiene varios enemigos". Así definió una fuente policial a Alberto Hualampa, el joven de 18 años oriundo de Guaymallén que el domingo fue baleado por segunda vez en menos de un año.

Pepe, tal como lo conocen en su entorno, ha pasado por el Hospital Central en dos ocasiones durante los últimos ocho meses. El último hecho tuvo lugar en la madrugada de ayer. Cerca de las 6, el joven se encontraba en el interior del barrio Virgen del Rosario, cerca del lugar donde vive en el barrio Lihué.

Según consta en la denuncia policial, un muchacho pasó por el lugar en una moto y comenzó a disparar, huyendo instantáneamente. La víctima ingresó al Hospital Central, donde lo dejaron internado por una herida de arma de fuego con orificio de entrada en región dorsal izquierda y salida en la región epigástrica, según informaron oficialmente.

La hermana de la víctima realizó la denuncia correspondiente y señaló a un tal Carlitos como el autor de los disparos. Efectivos de la Unidad Investigativa Departamental (UID) irrumpieron en el domicilio del sospechoso, donde la denunciante aseguró que se escondió tras la balacera, pero no lograron detenerlo.

Sin embargo, las tareas policiales avanzaron y lograron dar con el sindicado tras un nuevo procedimiento -no hallaron el arma utilizada-. Carlos Mario Cruz Zamora tiene 26 años y, según confirmaron fuentes judiciales, la Unidad Fiscal de Homicidios lo imputó en la tarde de este lunes bajo la calificación de homicidio agravado por el uso de arma de fuego en grado de tentativa.

Lo que llamó la atención es que es la segunda vez que Pepe Hualampa es atacado en el corto plazo. El 8 de diciembre pasado, cuando aún era menor de edad, el joven fue baleado y estuvo algunos días internado.

En ese hecho estuvieron acusados dos personajes conocidos del hampa en Guaymallén: Enrique Champol Flores (18) y Andrés Ezequiel Tello (26). Según sostiene esa investigación, Hualampa había intentado pasarse con la novia de primero de ellos mientras estaba alojado en el Sistema de Responsabilidad Penal Juvenil (ex COSE). Esto le valió a Flores su primer ingresó al sistema penitenciario al joven de 18 años, aunque recuperó la libertad a los pocos días -ver aparte-.

Los sabuesos policiales aseguraron que las dos balaceras que tuvieron como víctima a Pepe Hualampa no tienen puntos de conexión. Es por esto que sostienen que se trata de un joven que tiene varios conflictos y enemigos. Incluso algunos de sus familiares han tenido varios cruces con las autoridades policiales y estuvieron prófugos durante un tiempo.

champol y tello.jpg
El Champol y Andrés Tello, personajes conocidos para los policías.
El Champol y Andrés Tello, personajes conocidos para los policías.


Qué pasó con la primera causa

El expediente por el primer ataque contra Pepe estuvo instruido por el entonces fiscal de Guaymallén Juan Ticheli. Este magistrado elevó la causa a juicio como abuso de armas y pidió la orden de captura del Champol y Tello. El primero de ellos fue detenido y trasladado al penal.

Al regresar de la feria judicial en enero y con los cambios en las Fiscalías, la causa recayó en un Fiscalía Correccional, que trata delitos de menor gravedad. En el juicio, el Champol terminó absuelto y recuperó su libertad.

Sucede que Hualampa no asistió al debate correccional y no ratificó su declaración de la etapa investigativa. En esta testimonial aseguró que ambos acusados se trasladaban en un auto y Flores le hizo una seña a Tello sobre su presencia, ya que tenían problemas por su novia. Tello tomó un arma de fuego y efectuó el disparo que dejó varios días en el hospital a Pepe Hualampa.

Al no poder confirmar esta versión y que no quedara claro si Champol le dijo explícitamente a Tello que efectuase el disparo, el joven quedó absuelto.

Como Tello fue capturado tiempo después, el 31 de mayo pasado, ahora deberá responder en un debate en otro Juzgado Correccional por este hecho, que prevé penas de 1 a 3 años de prisión.

Fuente:

Más Leídas