policiales - La Favorita La Favorita
miércoles 23 de marzo de 2016

La frase clave de un crimen en el barrio La Favorita: "¡Qué me largás tiros guacho culiado, soy tu tío!"

La Justicia confirmó la detención de Damián Figueroa (26), acusado de asesinar a su tío Gringo Reyes (36), gracias al aporte de un testigo presencial.

"¡Qué me largás tiros guacho culiado, soy tu tío!", es la frase fundamental del testigo de un expediente que hasta el día de hoy mantiene tras las rejas a Damián Alejandro Figueroa (26) acusado de asesinar a su tío, Jesús Ramón Reyes (36), en Ciudad principios del año pasado.

Esta frase es un pilar en el caso que instruye el fiscal de Ciudad Carlos Torres ya que los defensores del joven sindicado interpusieron un recurso solicitando la prisión domiciliaria con el uso de una tobillera magnética para evitar posibles fugas.

Al abogado defensor de Figueroa planteó que hay cuatro testigos presenciales del hecho y tres de ellos se contradicen con el único que lo señala como autor de los disparos que terminaron con la vida de Gringo Reyes.

Justamente la testigo fundamental es la nuera de la víctima fatal y según la defensa del acusado estaba ubicada a 150 metros del lugar y bebiendo cerveza, por lo que su relato es poco creíble. "Le falta objetividad ya que está vinculada a la víctima y denunció a la hermana de Figueroa por amenazas de muerte", argumentó el letrado.

En tanto que los otros tres testigos si bien admiten haber visto a Reyes insultando a una persona, no alcanzaron vislumbrar quién era el oponente.

Sin embargo, la Cámara de Apelaciones en lo Criminal no contempló los testimonios de la misma manera. El juez Luis Correa Llano explicó que los testimonios de la nuera de Reyes y de las otras tres personas no tienen contradicciones.

Si bien los otros tres declarantes no ubicaron a Figueroa en la escena del hecho, tampoco descartaron su presencia ya no tenían buena visibilidad para observar al homicida. "Los tres testigos son coincidentes en que los disparos venían desde donde se encuentra ubicada la casa de Figueroa", estimó.

La declaración de la nuera de Reyes es fundamental ya que iba con la víctima a bordo de una moto. La joven aseguró que mientras Figueroa le disparaba, su suegro le gritaba: "¡Qué me largás tiros guacho culiado, soy tu tío!". Luego, observó cómo el hombre caía desplomado una cuadra más adelante.

"La circunstancia de haber tenido la testigo una botella de cerveza en la mano no indica que no pudiera identificar a una persona que conocía perfectamente, ya que era primo de su pareja", agregó el magistrado.

Por otro lado, entendió que existen riesgos en la investigación si el sindicado recupera su libertad ya que hay denuncias cruzadas entre ambas familias y puede llegar a amenazar a la testigo principal para que cambie su versión en el expediente.

Problema familiar

El sábado 23 de enero de 2015, en horas de la madrugada, Jesús Gringo Reyes se encontraba manejando una motocicleta junto a su nuera por el interior del barrio Alto Mendoza, ubicado en la zona de La Favorita.

El hombre se encontró con cuatro personas que le empezaron a gritar. Reyes se bajó y comenzó a discutir. En ese momento se escucharon tres disparos. Uno de ellos impactó en el abdomen de Reyes, otro en un perro y el restante en una pared.

El Gringo Reyes corrió una cuadra pero cayó tendido al suelo. Un vehículo particular lo trasladó hasta el Hospital Lagomaggiore, pero el hombre perdió la vida a los pocos minutos.

Según reconstruyó el expediente, Figueroa fue el autor de los disparos y lo hizo ya que Reyes había amenazado a su madre, es decir, la hermana de la víctima fatal. El propio sospechoso se entregó ante la Justicia días después.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas