La defensa de uno de los imputados por el crimen de las mendocinas criticó la investigación y podría pedir su nulidad

Se trata del excéntrico penalista de Guayaquil, Héctor Vanegas y Cortázar (51), representante de Alberto Segundo Mina Ponce (33), detenido junto a Aurelio Eduardo Rodríguez (39), alias "El Rojo.

El excéntrico penalista de Guayaquil, Héctor Vanegas y Cortázar (51), representante de Alberto Segundo Mina Ponce (33), detenido junto a Aurelio Eduardo Rodríguez (39), por los homicidios, criticó las "inconsistencias" de la investigación.

El abogado de uno de los dos imputados por el doble crimen de las turistas argentinas asesinadas en la localidad ecuatoriana de Montañita criticó las "inconsistencias" de la investigación y adelantó que "podría pedir la nulidad del proceso".


Se trata del excéntrico penalista de Guayaquil, Héctor Vanegas y Cortázar (51), representante de Alberto Segundo Mina Ponce (33), detenido junto a Aurelio Eduardo Rodríguez (39), alias "El Rojo", por los homicidios de Marina Menegazzo (21) y María José Coni (22).


"Es muy raro que un hombre que no es problemático, que durante cuatro años ha sido un guardia ejemplar, que ha sido respetuoso y que no está armado termina siendo el asesino de dos mujeres", afirmó a Télam en su despacho ubicado en el segundo piso de un edificio en la calle Pedro Moncayo, frente al Parque Centenario de Guayaquil.


Según el letrado -vestido con saco y pantalón gris, zapatos, moño rojo y sombrero y fumando pipa durante la entrevista-, en el barrio donde presuntamente ocurrió el doble crimen "no hay una queja de que (Ponce) haya metido gente extraña en algún momento y no hay ningún testigo que muestre que las argentinas durmieron ahí".


"El señor Pedro Rosales es un vecino, dueño del Hostal Rosales, que es el que presta el triciclo (con los que supuestamente llevaron los cadáveres para descartarlos) y dice que en una hora lo devolvió, entonces ¿cómo es que este hombre logra transportar esos dos cuerpos en tan poco tiempo?", se preguntó.


Vanegas y Cortázar destacó el testimonio de Cecibel Neira, encargada del Hostel JN donde estuvieron alojadas María José y Marina, quien dijo a los investigadores que "nunca" había visto "a los sospechosos con ellas".


"Sí veía a un venezolano y a un amigo todos los días con ellas pero nadie ha visto a Ponce abrazar o estar bailando con las chicas, nadie lo vio con ellas en la casa, esas son las cosas que no calzan", afirmó.


Por ello, el abogado Vanegas y Cortázar se hizo otra pregunta: "¿Y si fueron (los asesinos) ese venezolano y el amigo que tuvieron una relación durante once días seguidos?".


El letrado aclaró que todavía no leyó el expediente, que podría "pedir la nulidad del proceso" y que solicitará que declaren varios testigos que aún no fueron citados, como el presidente de la comuna de Montañita, Iván del Pezo.


"El presidente de la comuna no da la cara, él tiene que decirnos si 'el negro' era belicoso, si tenía arma, etcétera", indicó.


El abogado resaltó su "olfato de investigador" para continuar descubriendo las "inconsistencias" de la causa que lleva adelante el fiscal Juan Pablo Arévalo, ya que para él en Ecuador es el único lugar que "primero se acusa y después se investiga".


Es que el letrado aseguró que todavía para el fiscal los dos cuerpos hallados en Montañita son NN y que no puede ser que ya estén los culpables sin saber quiénes son sus víctimas.


Además, debido a que puede tardar varios días la autorización para entrevistarse con su defendido, Vanegas y Cortázar solicitó al Colegio de Abogados una "teleconferencia" para que le cuente su versión del hecho.


"Tengo que desconfiar de todo, cuestionar todo lo que se hizo y probar que fue un error", concluyó.
Fuente: Télam

Más Leídas