policiales - Rengo Aguilera Rengo Aguilera
viernes 04 de agosto de 2017

La defensa pidió a la Corte que absuelva al Rengo Aguilera

Los abogados interpusieron un recurso de casación a la condena que tuvo por haber golpeado a su expareja. La fiscal había pedido agravarle la pena.

La Suprema Corte de Justicia tendrá la palabra final para decidir el futuro de Daniel Aguilera, el ex barrabrava de Godoy Cruz Antonio Tomba. El organismo puede dejar firme la condena actual, agravarla u otorgarle la libertad.

A mediados de junio, el Rengo Aguilera fue condenado a 6 meses de prisión efectiva por haber golpeado a su expareja en su domicilio de Carrodilla. El fallo fue polémico ya que la Justicia correcional entendió que no había que colocar el agravante de violencia de género.

Esto fue uno de los argumentos que utilizó la fiscal de Violencia de Género Mónica Fernández Poblet para interponer un recurso de casación al veredicto. La magistrada entiende que el condenado en realidad debe cumplir una pena cercana a los 5 años.

Pero ahora la defensa de Aguilera también mostró formalmente su desacuerdo con la sentencia de primera instancia. Los abogados casaron el fallo y, palabras más palabras menos, le pidieron a la Corte que absuelva a su defendido.

Para los letrados del bufet Venier corresponde la absolución porque la prueba no era concluyente para llegar a una condena. Incluso mostraron varias diferencias al momento de valorar la evidencia que se ventiló durante el juicio.

Ahora será el máximo tribunal de Justicia de la provincia quien decida el futuro procesal de Aguilera, quien por estos días se encuentra cumpliendo su pena en la cárcel provincial.

Golpeada

Según reconstruyó la Justicia, el 30 de marzo de este año el Rengo Aguilera se dirigió a un barrio privado donde vive la madre de sus hijos. Los exnovios comenzaron a discutir y la situación terminó con la mujer golpeada. La víctima salió corriendo y le pidió ayuda a un empleado de seguridad del complejo residencial, quien se convirtió en testigo de la causa. Luego se dirigió inmediatamente a realizar la denuncia. Si bien la mujer declaró en ese entonces que Aguilera la amenazaba con mensajes de texto, luego le bajó el tono a su testimonio durante el juicio oral y público.

La fiscal mandó al sospechoso a la cárcel de Boulogne Sur Mer tras imputarlo por lesiones y amenazas agravadas por el contexto de violencia de género, aunque finalmente fue condenado sólo por lesiones leves.



Fuente:

Más Leídas