policiales - Guaymallén Guaymallén
lunes 28 de marzo de 2016

La declaración de su hija mayor complicó a los padres acusados de golpear a su bebé de tres meses

La niña de 9 años aseguro que el tiempo que estuvo con su hermanita estaba sana y no sufrió lesiones. La pequeña fue pasada a sala común.

Un avance clave tuvo este lunes el expediente que tiene imputada a una pareja por un caso de presunto maltrato infantil. La hermana mayor de la bebé de tres meses declaró ante la Justicia y aseguró no haber sido la que propinó los golpes a la pequeña.

Ante todas las partes del caso que instruye el fiscal de Guaymallén Gonzalo Marzal y un equipo de profesionales, la niña de 9 años brindó su testimonio en cámara Gesell. Esto era fundamental ya que compartió algunas horas de la tarde junto a su hermanita y había sospechas de que ella misma le hubiera producido las lesiones, intencionalmente o no.

La joven aseguró que su hermanita no se le cayó en ningún momento y que se fue a dormir a las 21. Hasta ese momento, la bebé estaba sana y no presentaba ningún tipo de lesiones. Los peritos psicológicos indicaron a las autoridades que el relato de la niña es creíble y no presenta indicios de fabulación.

Ahora restará reconstruir el espacio temporal entre las 21 y las 0.30 horas, momento en el cual los progenitores de la bebé la llevaron hasta el Hospital Notti con las lesiones.

En otras palabras, la situación procesal de los padres quedó más complicada ya que la declaración de su hija mayor constituyó un nuevo indicio en la hipótesis de que golpearon a la bebé produciéndole las lesiones.

Las buenas noticias llegaron desde el hospital pediátrico, donde informaron que la víctima ya fue trasladada a sala común y su evolución es muy favorable. De todas formas, la carátula de lesiones graves dolosas contra sus padres se mantiene en el expediente.

Dudas e imputación

En las primeras horas del lunes pasado, una pareja ingresó al Hospital Notti –viven a pocas cuadras del nosocomio- llevando a su bebé de tres meses explicando que estaba convulsionando.

Tras estabilizarla, los médicos notaron rápidamente que tenía una fractura en el parietal derecho y un traumatismo en el pómulo. Los padres no supieron dar explicaciones sobre los golpes y se dio intervención a las autoridades.

La pareja fue trasladada a la Comisaría 9 donde los imputaron –se abstuvieron de declarar- y luego de algunas horas recuperaron su libertad ya que se trata de un delito excarcelable.

Fuente:

Más Leídas