policiales - Lavalle Lavalle
jueves 07 de abril de 2016

La Corte mendocina sugirió calificar el caso de Soledad Olivera de homicidio

Mariano Luque volverá al banquillo de los acusados. Además de este hecho, está imputado de homicidio simple de la menor Johana Chacón en Lavalle.

Mariano Luque (34) volverá a sentarse en el banco de los imputados por la desaparición de la joven madre lavallina Soledad Olivera, que tenía 28 años en el 2011.

Será así a partir de la decisión de la Suprema Corte de Justicia de Mendoza, que en fallo unánime anuló el fallo absolutorio de la Segunda Cámara dictado en setiembre del año pasado por los jueces Mateo Bermejo, José Valerio y Roberto Uliarte.

Los magistrados no habían encontrado pruebas suficientes para condenar a Luque, acusado de privación ilegítima de la libertad de la mujer.

Los ministros de la Corte Herman Salvini, Mario Adaro y Omar Palermo –integrantes de la Sala Penal– consideraron que el fallo era arbitrario porque "no consideró las pruebas del caso desde el paradigma de la violencia de género y porque el tribunal le dio valor a un conjunto de hipótesis sin sustento probatorio, violando el método de exclusión de alternativas".

Entonces determinaron que se vuelva a realizar el juicio en otra cámara del crimen contra Luque por el caso de la desaparición de Soledad, tras acoger el pedido de nulidad presentado por el Ministerio Público, a cargo de Darío Tagua.
Además, la Corte mendocina sugiere calificar el caso de homicidio, por las características particulares de la desaparición de Soledad y el tiempo que ha transcurrido desde la última vez que se la vio con vida a la joven.

Revisión
El pedido de revisión de la sentencia fue presentado en forma conjunta por la Secretaría de Derechos Humanos –la querella–, a la que representa Fernando Peñaloza, y el Ministerio Público, a cargo d el fiscal Tagua, en octubre del año pasado luego de que el caso quedara impune y Luque terminara en libertad.

El juicio
En septiembre de 2015, la Segunda Cámara absolvió a Mariano Luque, el único imputado en el juicio por privación ilegítima de la libertad de Soledad Olivera, quien desapareció el 18 de noviembre de 2011, camino a la finca Curallanca, donde vivía Luque, en Lavalle, el mismo lugar donde un año más tarde desapareció la adolescente lavallina Johana Chacón (13).

Luque fue absuelto por el beneficio de la duda, quedó en libertad y el caso quedó impune, lo que generó gran indignación en la sociedad.

El fiscal Tagua había solicitado al tribunal de la Segunda Cámara del Crimen que condenara a Luque a 6 años de prisión, mientras que el abogado querellante Fernando Peñaloza pidió 20 años de prisión por el delito de homicidio simple. Los defensores María del Carmen Aguilar y Adolfo Aguilar sostuvieron la inocencia de su cliente y pidieron la absolución.

Desapariciones similares
Además de ser sospechoso por la desaparición de Soledad Olivera, Mariano Luque está imputado desde noviembre de 2015 de homicidio simple por el caso Johana Chacón.

Una más
Se conoció que el juicio contra Mariano Luque –fue imputado por el fiscal Santiago Garay– se podría realizar en la Tercera Cámara del Crimen en fecha a determinar.
Fuente:

Más Leídas