policiales - Maipú Maipú
miércoles 08 de junio de 2016

Juzgan a una pareja por el crimen de dos abuelos en Maipú, en 2014

Las víctimas fueron Antonio Ortega y Paulina Bransini, ambos de 76 años, quienes el domingo 17 de agosto de ese año habían salido a dar un paseo en su auto.

La investigación de un doble crimen que en 2014 causó conmoción y un fuerte impacto en la sociedad comenzó a transitar este martes sus últimas etapas en pos del esclarecimiento. Dos cartoneros se sentaron en el banquillo de los acusados de la Séptima Cámara del Crimen, como sospechosos de asesinar en Maipú a una pareja de abuelos para asaltarlos.

Las víctimas fueron Antonio Ortega y Paulina Bransini, ambos de 76 años, quienes el domingo 17 de agosto de ese año habían salido a dar un paseo en su auto. Horas después fueron encontrados sin vida en una planta potabilizadora de agua. El vehículo fue hallado quemado y sin las ruedas.

Un par de días después, tras algunos allanamientos en la zona de El Bajo Luján, tres personas fueron arrestadas como sospechosas. Una pareja y un joven, que por entonces tenía 17 años. Este último con el transcurrir de la pesquisa fue desvinculado del hecho, mientras que Alfredo Osorio (22) y Carolina Olmos (24), los dos cartoneros, quedaron detenidos.

El fiscal especial que lideró el expediente, Santiago Garay, los imputó por homicidio criminis causa (matar para ocultar otro delito) y elevó la causa a juicio. El hallazgo de las pertenencias de la víctimas en poder los acusados y la declaración de la propia Olmos comprometieron su situación.

Este martes la pareja llegó a la sala de debates y por decisión del tribunal, integrado por Agustín Chacón, Belén Salido y Graciela Urciolo, las primeras testimoniales pasaron para el próximo martes. Solo se leyó la acusación para los imputados. Alfredo Osorio está sindicado como el autor de los asesinatos y Carolina Olmos como partícipe primaria, ya que no habría estado en el momento en que le dieron muerte a los jubilados. Los dos arriesgan prisión perpetua, pena única del homicidio criminis causa.

También la defensa de la mujer pidió que se incorpore la declaración que hizo ella durante la instrucción. Los sospechosos manifestaron ante el tribunal que por ahora no darán testimonio. Ambos están representados por defensores oficiales.

En la mañana del domingo 17 de agosto del 2014, Paulina y Antonio salieron de su casa del barrio El Porvenir, en Coquimbito, Maipú, para ir al camping de la Virgen de Lourdes en Agrelo, Luján.

Los cadáveres de los ancianos fueron encontrados en la tarde por la policía en un piletón de Cruz de Piedra. Las víctimas murieron por asfixia por inmersión. Posiblemente fueron golpeadas y luego arrojadas al agua.

El auto de los abuelos, un Citroën C3, fue hallado en el Bajo Luján y le faltaban las cuatro cubiertas y el auxilio. También estaba quemado, lo que se hizo para que no quedaran huellas.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas