policiales - Julieta Silva Julieta Silva
martes 12 de septiembre de 2017

Julieta Silva aseguró que no vio a Genaro tirado en el piso cuando lo atropelló

Además, la acusada de la muerte del rugbier, dijo que creyó que había pasado por un pozo.

Julieta Silva, la mujer de 29 años imputada por atropellar a su novio Genaro Fortunato, declaró y aseguró que ella no vio al chico tendido en el suelo antes de atropellarlo con su auto. La fiscal Andrea Rossi espera hacer una reconstrucción del hecho.

"Ella manifestó en su declaración que no lo vio, que es una de las hipótesis que también es viable", contó la fiscal Andrea Rossi en San Rafael, y agregó que la chica dijo haber creído que había pasado sobre un pozo.

Explicó que Genaro cayó en el carril izquierdo, el mismo por el que retomó Julieta para empalmar con la Ruta 143 y volver a San Rafael, y fue allí cuando lo atropelló. Y aclaró: "Ella no lo impactó, lo arrolló, pasó por encima de él", y esto fue comprobado por las pericias realizadas en el auto.

julieta silva.jpg
Julieta Silva, la acusada de la muerte de su novio Genaro Fortunato<br>
Julieta Silva, la acusada de la muerte de su novio Genaro Fortunato


"Según explicó la imputada, ella volvió para buscarlo a él. De hecho tenía su celular y se lo quería devolver", dijo Rossi y agregó que la pareja había llegado junta a La Mona Bar.

Fue un cuidacoches el que le hizo señas para que detuviera la marcha de su auto. Ella frenó, se bajó y vio a Genaro muerto. Según una vecina del boliche, escuchó que una mujer gritó: "No lo vi, no lo vi. Está muerto".

"Ella dio una versión de la discusión que tuvieron que trataremos confirmar con los celulares secuestrados", sostuvo la fiscal.

genaro fortunato2.jpg
Genaro Fortunato tenía 25 años y jugaba al rugby en Belgrano Rugby Club<br>
Genaro Fortunato tenía 25 años y jugaba al rugby en Belgrano Rugby Club


Rossi contó que el cuerpo quedó bajo una luminaria de la calle El Chañaral y aseguró que esa zona está bien iluminada, por lo que hay buena visibilidad.

Agregó que espera en los próximos días hacer la reconstrucción del hecho, pero será cuando esté conformada la querella y junto a la defensa de Julieta Silva.

Mientras tanto, Silva ya quedó alojada en el penal de San Rafael. La fiscal tiene 10 días para hacer el pedido de prisión preventiva, debido a que ella entiende que debe pasar el proceso en la cárcel.

La acusada tiene dos hijos de 5 y 10 años quien quedaron con su padre.

Fue imputada por homicidio doblemente agravado por el vínculo de pareja y por alevosía, lo que prevé una pena de prisión perpetua.

Fuente:

Más Leídas