policiales - Mendoza Mendoza
miércoles 23 de noviembre de 2016

Jubilado acuchillado y asaltado en su casa está en terapia intensiva

Oscar Rearte (68) fue apuñalado y golpeado en su propiedad de la Alameda. Pasó varias horas herido sin asistencia. Le robaron sus ahorros en dólares.

"Entré y me encontré con un desastre, una imagen muy dura. Vi a mi viejo tirado en el piso, bañado en sangre". Así describió Gustavo Rearte la escena que enfrentó el pasado domingo por la tarde. Su padre, Oscar Rearte (68), horas antes había sido brutalmente asaltado en su departamento de la Alameda de Mendoza Capital por malvivientes que lo apuñalaron y lo golpearon para robarle sus ahorros y otros elementos. La víctima está en terapia intensiva, fue operada y su pronóstico es reservado.

Oscar, licenciado en Administración de Empresas y jubilado en el antiguo Ministerio de Economía (actualmente de Economía, Infraestructura y Energía) luego de 15 años de trabajo, el sábado en la noche acordó con su hijo que el domingo al mediodía iría a visitarlo a su casa y almorzarían juntos. Sin embargó, nunca acudió al encuentro.

Las horas pasaban y de Oscar no había noticias. Su celular estaba apagado. Preocupado, su hijo Gustavo fue a buscarlo a su departamento en donde vive solo, ubicado en calle Remedios de Escalada al 2000 de Ciudad, en la Alameda. No respondía al timbre, desde adentro algo se escuchaba y decidió tirar abajo la puerta para entrar. Su padre estaba tendido, ensangrentado y con moretones en la cabeza. "No abría los ojos, sólo balbuceaba y se quejaba del dolor", contó Gustavo.

Los médicos que llegaron para asistirlo dieron cuenta de la gravedad de su estado y lo enviaron al Hospital Del Carmen, donde está internado.

Rearte había sido apuñalado en el cuello, en el pecho y en las piernas. El puntazo en el tórax le perforó un pulmón y fue operado de urgencia. Además, los golpes en la cabeza le provocaron edemas cerebrales. Sus primeras horas fueron críticas, pero luego comenzó a evolucionar favorablemente. Si esto se mantiene en un par de días podría pasar a sala común, aunque los médicos remarcan que su estado es aún reservado.

Tras el asalto Policía Científica trabajó en la escena en busca de huellas. No hay indicios sobre sospechosos porque la víctima no ha declarado y los vecinos manifestaron no haber escuchado nada. La investigadores manejan la hipótesis de que los delincuentes entraron por una ventana al departamento, ubicado en un tercer piso.

Tampoco se sabe cuántas horas pasó Rearte herido sin asistencia. Los médicos estimaron que las lesiones habrían sido provocadas en la mañana del domingo. En el lugar se encontró un cuchillo con sangre que será peritado.

Los malvivientes escaparon con unos U$S2.000 (alrededor de $30.000) que eran ahorros del jubilados y objetos de electrónica, entre ellos el celular. Investiga la Oficina Fiscal 13.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas