policiales - Judiciales Judiciales
martes 06 de septiembre de 2016

Investigarán por el asesinato de un policía al hermano de un asaltante abatido en el mismo hecho

Un nuevo expediente determinará si Gustavo Gonella (39) participó del asalto frustrado en Maipú donde murieron su hermano Sebastián (31) y el efectivo Jorge Lorenz (38).

Sebastián Gonella (31) fue ultimado el 18 de junio de 2015 tras participar del asalto a una gomería de Maipú donde también murió el policía Jorge Lorenz (38). Hace dos semanas, tres de sus cómplices fueron condenados a prisión perpetua. Pero la investigación no tiene su punto final ya que se buscará determinar si el hermano del ladrón abatido también participó del hecho.

El tribunal colegiado de la Tercera Cámara del Crimen accedió al pedido que realizó el representante del Ministerio Público durante el juicio, el fiscal Alejandro Iturbide, y extrajo una compulsa al momento de dictar el veredicto.

El nuevo expediente iniciará una investigación contra Gustavo Gonella (39), hermano mayor del delincuente muerto. No será la primera vez que este hombre esté bajo la lupa de la Justicia ya que cuando ocurrió el hecho fue detenido como uno de los principales sospechosos. Sin embargo, luego declaró en la causa, se desligó del asalto y no hubo pruebas para mantener la acusación.

Lo cierto es que el mayor de los Gonella, conocido como Cato, compartió las últimas horas con la banda delictiva antes de que intentaran atracar la gomería. El teléfono celular de su hermano Sebastián, que fue hallado en el teatro de los hechos, fue clave para determinar esto ya que había llamadas cruzadas e incluso fotos de un asado que comieron horas antes del golpe armado.

Sin embargo, un testigo amigo de los acusados aseguró que Sebastián Gonella le había dicho esa misma tarde que su hermano mayor le "cortó la volada", en referencia a cometer el asalto. Este testimonio favorece al ahora investigado, aunque serán las autoridades judiciales las que determinen si tuvo alguna relación con el hecho.

Sebastian Gonella.jpg
Sebastián Gonella fue abatido en el asalto.
Sebastián Gonella fue abatido en el asalto.

Fundamentos

En los últimos días se ventilaron los motivos por los cuales los jueces de la Tercera Cámara del Crimen condenaron a Jesús Buba Reyna Flores (25), Emiliano Porteñito Ibáñez (22) y Matías Negro Sonrisa Rosas (26) a prisión perpetua por el homicidio de Jorge Lorenz.

El teléfono de Sebastián Gonella tenía agendado sólo siete contactos, entre ellos Port, Negro Son, Cato, Pablo y Buba. Con estos números había varios llamadas, sobre todo con Rosas, quien fue la persona que esperaba en el vehículo mientras el resto cometía el asalto. Para los magistrados, el delincuente abatido era quien lideraba el golpe.

El propietario del comercio aseguró que conocía al Negro Sonrisa porque cuando era chico le había llevado una cubierta para reparar en reiteradas ocasiones. También aportó la descripción de la vestimenta de las personas que participaron del asalto y tiroteo, las cuales coincidieron con la foto que tenían los imputados en la foto del asado que estaba guardada en el celular de Gonella.

Otros testigos que participaron de esa reunión aseguraron que el Buba, el Porteñito y el Negro Sonrisa estuvieron "insistiendo toda la tarde para ir a la gomería".

Incluso la pareja de Sebastián Gonella declaró en el debate oral y público y aseguró que el joven se dedicaba a cometer robos.

Por otro lado, "los imputados no obstante la fuerte amistad que los unía no fueron al velorio de su compañero, ni fueron vistos más, lo que constituye una conducta extraña a una fuerte amistad, sobre todo si fueron las últimas personas que lo vieron con vida", consideraron los jueces.

Es por esto que los magistrados Diego Lusverti y Laura Guajardo condenaron a prisión perpetua a los sindicados en un fallo mayoritario, ya que su par Eduardo Martearena los sentenció a 25 años de prisión –argumentó que la perpetua es inconstitucional-.

Jorge Lorenz.jpg
El efectivo fue asesinado en junio de 2015.
El efectivo fue asesinado en junio de 2015.

Asalto frustrado y tiroteo

Minutos después de las 20 del 18 de junio del año pasado, un auto Fiat Stilo llegó hasta una propiedad ubicada en el barrio Coronel Barcala de Maipú. Buba Reyna, Porteñito Ibañez y Sebastián Gonella se bajaron del rodado e ingresaron al lugar donde funciona una gomería. En tanto que Negro Sonrisa Rosas se quedó a bordo del vehículo.

El plan era llevarse varios elementos de valor utilizando armas de fuego ya que en el lugar también viven los propietarios. Sin embargo, en medio del asalto, irrumpieron en el lugar los policías Jorge Lorenz y Héctor García, quienes lograron reducir a algunos de los delincuentes. Pese a esto, luego se produjo un forcejeo y tiroteo, donde Gonella y Lorenz quedaron sin vida en el lugar. En tanto que el policía García sufrió heridas de arma de fuego en el hombro izquierdo y un roce en su rostro.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas