policiales policiales
miércoles 04 de mayo de 2016

Investigan si una alumna fue raptada o víctima de bullying

Tiene 12 años y cursa el séptimo grado en el Colegio del Huerto. Desapareció a poco de salir de clases. Fue hallada por la policía una hora y media después, con el rostro y el cuello rasguñados y con cortes en el cabello

​La Justicia investiga un caso de extrema gravedad ocurrido a la salida de una escuela de Godoy Cruz. Al parecer, una alumna que cursa ​el séptimo grado habría sido raptada o víctima de bullying.
Cuando la policía la encontró, una hora y media después de haber dejado el establecimiento escolar, presentaba cortes en el cabello, rasguños en el rostro y en el cuello y se hallaba bajo shock.

La información la brindó a UNO Marcelo Silva (46), padre de la pequeña de 12 años, quien ayer a la tarde se encontraba con su esposa, Verena (37), y la menor en el Cuerpo Médico Forense.

Allí los médicos determinarán si la chiquita fue blanco de maltratos y también los psicólogos tratarán de hacerla hablar para que cuente lo que le sucedió.

Esto porque "está muy asustada –explicó su padre– y todavía no nos pudo contar lo que realmente ha sufrido, quién la atacó o si fue bullying".

El suceso
Como todos los días, la pequeña fue llevada por su mamá en auto al Colegio del Huerto, escuela privada sita en calle Pablo Loos de Godoy Cruz, en el límite con La Puntilla.

A las 13.30, y como suele hacerlo, Verena regresó a la escuela para buscar a la nena.

Esperó un rato en vano y cuando vio que no aparecía por ningún lado habló con sus compañeros de grado. Todos coincidieron en señalar que no la habían visto a la salida y por lo tanto no sabían qué rumbo había tomado. No había forma de encontrarla.

Esto hizo entrar en pánico a la mamá, quien con desesperación repitió la pregunta a otros alumnos. Lamentablemente la respuesta fue siempre la misma: no sabemos nada, no la vimos.

Frente a ese estado de cosas, Verena, sumamente afligida, llamó a su ex esposo, Marcelo, por celular y le dijo que fuera rápido porque no encontraba a su hija. Él salió corriendo de su casa y fue hasta la escuela. Allí tomó conocimiento de lo que estaba sucediendo y también él con desesperación comenzó a preguntar a unos chicos por la nena. Sin embargo también en este caso la respuesta fue siempre la misma: no la habían visto a la salida. Tanto los docentes como los alumnos mostraron su gran aflicción por la desaparición de pequeña.

Tratando de consolar a su esposa y de calmarse él, y mientras desde la escuela llamaron al 911 informando lo que había pasado, Marcelo optó por judicializar el caso y para ello concurrió a la Oficina Fiscal Nº3 de Godoy Cruz para radicar la denuncia como averiguación paradero.

Mientras esperaba que lo atendieran, nuevamente un llamado de su esposa le informó que la policía había encontrado en el barrio Santa Ángela –a unas siete cuadras aproximadamente de la escuela– a una nena con las características de su hija. No esperó más y regresó, en el momento en que llegaba un móvil con la pequeña, una hora y media después de la desaparición.

La niña se bajó en un estado de shock y llorando sin parar se abrazó a sus padres, pero no podía hablar, "estaba como paralizada", confió Marcelo aún consternado por lo sucedido. Tampoco pudo contar lo que le había pasado cuando salió de la escuela, donde todo el personal estaba en ascuas.
El estado de la nena era muy preocupante: aparte de estar conmocionada presentaba rasguños en el rostro, el cuello y parte del cabello había sido cortado.

"Está en una crisis total y nosotros igual, porque no sabemos todavía qué pudo haberle pasado. Ahora estamos aquí en el Cuerpo Médico Forense, que deberá determinar sus lesiones psíquicas y físicas. Está paralizada, asustada; demasiado asustada, y nosotros a la espera de que pueda contar que le tocó vivir. Llora desesperadamente", confió Marcelo muy preocupado.

El fiscal de instrucción de Godoy Cruz Gustavo Felhmann dijo a UNO que "hay secreto de sumario" y admitió que él investiga el caso, al que también calificó de preocupante.

Anoche la nena regresó a su casa, donde era contenida por sus padres ya que aún persistía en ella el estado de shock y no había hablado todavía sobre lo que le pasó.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas