policiales - Nicolás Ferreyra Nicolás Ferreyra
viernes 23 de septiembre de 2016

Imputaron a una mujer por el crimen de su novio, un joven con un pasado judicial complicado

Erika Dumrauf (30) se encuentra en la cárcel por la muerte de Nicolás Ferreyra (28), ocurrida el jueves en Guaymallén. El complicado antecedente de la víctima.

Por primera vez en el año, una mujer fue acusada formalmente por el homicidio de su pareja en la provincia. Se trata del crimen de Víctor Nicolás Ferreyra (28), quien fue ultimado de un disparo en las inmediaciones de su domicilio ubicado en la localidad guaymallina de Belgrano.

En la mañana de este viernes, el fiscal de Homicidios Santiago Garay imputó a Erika Johana Dumrauf Díaz (30) por homicidio agravado por el vínculo y por el uso de arma de fuego. La mujer fue trasladada a la Unidad Penal III de mujeres ubicada en El Borbollón.

Desde comienzos de la investigación, los sabuesos policiales habían puesto la lupa en la versión de Dumrauf. La mujer había sido quien trasladó a la víctima fatal al Hospital Central y en ese momento dio una versión poco creíble: que mantuvo una discusión y cuando Ferreyra salió del domicilio fue baleado por otra persona.

Los sabuesos policiales y judiciales centraron la pesquisa en su accionar y determinaron que, a prima facie, el disparo de la pistola 9 milímetros fue efectuado en el interior del domicilio.

Desde entonces también se habla de la participación de una tercera persona aunque no se ha logrado determinar si es familiar o un posible amante de la acusada. Según trascendió desde el entorno de la víctima, uno de los hermanos de Erika Dumrauf llamó a la madre de Ferreyra, quien vive en Santa Cruz, para decirle que su hijo de había suicidado porque había encontrado a Dumrauf con su expareja.

En las últimas horas, los uniformados inspeccionaron el domicilio donde ocurrió el hecho y realizaron allanamientos en propiedades del entorno de Dumrauf en busca del arma homicida, aunque los resultados fueron negativos.

Un nombre conocido

Nicolás Ferreyra era una persona conocida para las autoridades. El hombre tenía algunos antecedentes por delitos menores y un pedido de comparecencia de la Justicia de Familia. Pero su nombre sonó varias veces en crónicas policiales por otro motivo.

Ferreyra estuvo detenido, imputado y enjuiciado por el conmocionante homicidio de Emir Manzur. Este joven de 19 años fue ultimado el 20 de diciembre de 2007 cuando se había dirigido en auto junto a un amigo al barrio Paraguay para comprar marihuana. Los jóvenes fueron abordados por cuatro delincuentes que, con motivo de sustraerles el Peugeot 306, le efectuaron un disparo.

Por este hecho se realizaron tres juicios y en todos hechos los acusados terminaron absueltos. Tal es el caso de Nicolás Ferreyra, que fue una de las personas que se sentó en el banquillo de Tribunales provinciales.

Entre medio de esos procesos orales y públicos –en 2008, 2009 y 2011- pasaron varias cosas: un testigo reservado se quitó la vida antes del tercer debate y uno de los sospechosos fue asesinado meses antes de la segunda instancia.

Este joven era Lucas Martín Ferreyra (18), hermano de Nicolás Ferreyra, quien fue ultimado a balazos en el barrio Lihué.

Fuente:

Más Leídas