policiales - San Martín San Martín
viernes 26 de agosto de 2016

Imputarán por lesiones y aborto al presunto ladrón que golpeó a una embarazada

Mateo Sosa, de 20 años, fue detenido en la mañana de este viernes. El hecho ocurrió el martes en San Martín y la víctima perdió un embarazo de 7 meses.

En el transcurso de las próximas horas un hombre será imputado ya que los investigadores entienden que es el autor de un asalto ocurrido el martes pasado en San Martín donde una joven de 25 años perdió su embarazo a consecuencia de los golpes que sufrió.

Tras conocerse el hecho, personal de la Unidad Investigativa Departamental (UID) comenzó a rastrear al sospechoso en base a características físicas que había aportado la víctima y otros datos que surgieron de la pesquisa policial.

La fiscal departamental Mónica Fernández Poblet ordenó realizar un allanamiento en la mañana de este viernes en un domicilio ubicado en calle Vecinos Unidos, donde quedó detenido Mateo Sosa, de 20 años de edad. Este joven es uno de los sindicados por las autoridades mientras que se avanza en atrapar a su cómplice.

En las próximas horas, según adelantaron fuentes judiciales, el muchacho será imputado por lesiones seguidas por aborto preterintencional. La magistrada esperará los resultados de los informes médicos para determinar si Zulema Vargas sufrió lesiones graves o leves, dependiendo si las secuelas son permanentes o no.

En cuanto al aborto, el Código Penal prevé prisión de 6 meses a 2 años para "el que con violencia causare un aborto sin haber tenido el propósito de causarlo, si el estado de embarazo de la paciente fuere notorio o le constare".

Una vez que la paciente sea dada de alta, es probable que se realice una rueda de reconocimiento con el sospechoso para sumar pruebas en su contra.

Violencia sin medidas

Durante la tarde del martes pasado, Zulema Vargas se encontraba en su casa ubicada en calle Las Moras, en la localidad de Chapanay, junto a su hermanito de 5 años. Dos asaltantes irrumpieron en el lugar y comenzaron a agredir las víctimas. La joven recibió patadas en todo el cuerpo pero especialmente en la panza ya que cursaba un embarazo de 7 meses.

Los delincuentes se llevaron un bidón con 8 litros de nafta, las llaves de una camioneta y un teléfono celular. Luego escaparon, dejando encerradas a las víctimas. Tras ser rescatada por un vecino, Vargas fue internada en el Hospital Perrupato donde confirmaron que perdió su embarazo.

Fuente:

Más Leídas