policiales - El Algarrobal El Algarrobal
viernes 24 de junio de 2016

Hubo once entraderas en Las Heras en apenas 48 horas

En una de ellas, ocurrida en El Pastal, atacaron a tres ancianos, a quienes les robaron dinero y tres armas de fuego.

La ola de asaltos hizo pie en las zonas de El Pastal y El Algarrobal, donde en apenas 48 horas hubo 11 entraderas, una de las cuales tuvo como víctimas a tres ancianos, a quienes ataron y tras amenazarlos les robaron dinero y armas.

Este nuevo caso de inseguridad que causó inquietud incluso en esferas de las oficinas fiscales lasherinas sucedió el miércoles a las 10 cuando cuatro falsos empleados municipales de Las Heras atacaron a una pareja y a la hermana del hombre, quienes se encontraban en su vivienda de El Pastal.

Tras hacerles vivir momentos de terror y golpearlos ferozmente, previo atarlos con alambre, les robaron $15.000 y tres armas de fuego.

Las armas y sus respectivos proyectiles ahora están a disposición de los delincuentes, que seguramente las usarán para cometer más delitos de esta naturaleza.

El lugar elegido por los maleantes en esta ocasión fue una finca ubicada en calle El Pastal casi San Esteban, propiedad de Walter Granata (81).

El hombre vive allí con su esposa y una hermana que está en cama debido a una dolencia que padece desde hace tiempo.
Hasta aquí llegaron cuatro falsos empleados de la Municipalidad de Las Heras, quienes le pidieron al hombre si podía darles alambre que necesitaban para sus tareas.

Lejos estaba el anciano de imaginar que esta era una treta para entrar en confianza y hacer lo que tenían en mente, o sea asaltarlos a él y su familia. Granata fue a buscar lo que le habían pedido y cuando lo entregó se abalanzaron sobre él y lo arrojaron violentamente al piso. Pese a ello Granata se resistió, trabándose en lucha cuerpo a cuerpo porque seguramente ya se imaginaba que lo peor estaba por venir. Allí lo empujaron nuevamente y fue entonces cuando recibió un fuerte golpe en la cabeza que por poco le hizo perder el conocimiento.

Sin piedad
Aprovechando el estado en el cual estaba, los maleantes le preguntaron dónde tenía guardados los dólares, a lo que la víctima respondió que no poseía. Esto los enfureció y entonces decidieron distribuirse la "tarea" de buscar la plata dentro de la casa. Fue así que el jefe de la banda ordenó que uno de ellos se quedara cuidando al hombre, que seguía en el suelo y que fue atado con el mismo alambre que él les dio; los tres restantes entraron en la casa, donde estaban las dos indefensas mujeres.

Ambas, y a pesar del estado de salud de una de ellas, también fueron atadas. Allí comenzaron a revolver toda la vivienda y fue así como lograron dar con $15.000, en efectivo y tres armas: un revólver calibre 38, una pistola calibre 45 y un fusil calibre 7.75, y aproximadamente unas 100 municiones de distintos calibres. Una vez asegurado el importante botín, partieron con rumbo desconocido y hasta ayer no habían sido detenidos.

Granata pudo liberarse de las ataduras recién 10 minutos después de que los asaltantes abandonaran la finca y entró lo más rápido que pudo a la casa para atender a su esposa y a su hermana, que estaban aterrorizadas y llorando a gritos.

Una vez que logró calmarlas, llamó al 911 pidiendo ayuda. Posteriormente concurrió a la Oficina Fiscal 14 de El Algarrobal, donde radicó la denuncia.

Estos hechos son reiterados y en ellos utilizan el mismo modos operandi, con lo cual no se descarta que haya una banda organizada que ataca en El Pastal y El Algarrobal desde hace largo tiempo, manteniendo en el terror a sus habitantes. La mayoría de los casos son entraderas en las cuales despojan a los dueños de casa de todas sus pertenencias.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas