policiales policiales
lunes 22 de agosto de 2016

Hijos de importantes familias jujeñas drogaban y abusaban de mujeres

Las víctimas eran amenazadas para que no hablaran de los abusos. Fueron cinco los adolescentes apresados hijos de familias adineradas.

Cinco adolescentes fueron detenidos por integrar una banda que se dedicaba a engañar a mujeres jóvenes, para luego drogarlas y abusar sexualmente de ellas en fiestas privadas que organizaban en la capital de Jujuy.

Así lo confirmaron fuentes de la investigación al señalar que el grupo de detenidos era encabezado por una adolescente y detallaron las edades de los acusados que van desde los 16 hasta los 21 años. Se trata de integrantes de familias adineradas, detalló la agencia DyN.

Los cinco fueron acusados de drogar y violar a adolescentes y jóvenes a las que contactaban a la salida de boliches bailables y en fiestas privadas.

Sergio Lello Sánchez analizó la posibilidad de ofrecer una conferencia de prensa para dar a conocer los pormenores del caso que conmocionó a la comunidad.

Los arrestos se concretaron durante la semana pasada y luego de un minucioso seguimiento realizado por investigadores de la Brigada. Cuatro varones y una mujer adolescentes fueron acusados formalmente por el secuestro de personas, violación y vejámenes a jovenes, añadieron los informantes. Y, señalaron que la adolescente de 18 años sería la jefa y cerebro de la banda.

De acuerdo a fuentes judiciales y policiales, los detenidos pertenecerían a reconocidas familias de San Salvador de Jujuy y habrían urdido un plan para despertar el interés de jóvenes mujeres que se acercaban atraidas y confiadas al grupo.

La justicia sospecha que la banda era encabezada por la adolescente que “marcaba” o “hacia contacto” con las víctimas, mediante las redes sociales, en boliches bailables o en fiestas privadas. Tras lograr la atención de las jóvenes con falsas promesas de conseguirles contratos publicitarios en empresas, como promotoras o en agencias de modelos, las trasladaban en autos de alta gama hacia una casa en un barrio cercano al centro de esta ciudad. Allí, el grupo simulaba una fiesta de presentación y las jóvenes eran alcoholizadas, incluso algunas fueron drogadas, para vencer su voluntad y así poder someterlas, dijeron los investigadores en base a las denuncias.

Luego, las víctimas eran amenazadas para que no hablen del abuso que habían sufrido bajo el argumento de que ellos eran "personas influyentes" y nadie creería en sus dichos, añadieron. En el transcurso de la semana que terminó se realizaron allanamientos en distintos domicilios y se detuvo a los integrantes de la banda, aseguraron las fuentes.

Fuente: DyN vía La Gaceta de Tucumán.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas