policiales - San Rafael San Rafael
martes 06 de septiembre de 2016

Fue condenado a 12 años de prisión por acuchillar y asesinar a un vecino

El hecho fue en 2014 en San Rafael. Los hijos del condenado y un amigo recibieron penas en suspenso por amenazar con armas. Tres de los acusados pidieron perdón al declarar.

La Segunda Cámara del Crimen condenó en San Rafael a Raúl Antonio Cortés (54) a 12 años de prisión en forma efectiva (cumplirá la pena completa en la cárcel), por haber dado muerte de una puñalada con un cuchillo en el abdomen a su vecino Raúl Esteban Gallardo (25), el 9 de noviembre de 2014 en la vereda de su casa, en Mariano Moreno y Bernardino Izuel, de Villa Atuel.

Los jueces Fabián Hattallah, Jorge Yapur y Ariel Hernández lo encontraron culpable de los delitos de homicidio simple, lesiones leves y amenazas graves en cuatro hechos, y como Cortés llegó preso al juicio, ordenaron que continúe alojado en la cárcel para cumplir la sentencia.

Además, el tribunal condenó por amenazas con armas en tres hechos en concurso real en calidad de coautores a los hermanos Gerardo y Luis Cortés (hijos del principal acusado), y al amigo de estos Ángel Muñoz, a penas de 3 y 1 año, pero en forma condicional.

Es decir que no irán a la cárcel mientras cumplan los requisitos impuestos habitualmente en estos casos: no abusar de bebidas alcohólicas ni drogas, fijar domicilio y presentarse periódicamente al Patronato de Liberados.

Por último, declararon la responsabilidad penal a Luciano Cortés por el mismo delito que sus hermanos y ordenaron someterlo a un tratamiento tutelar por haber sido menor al momento del hecho (tenía 17 años, ahora 19).

Esto significa que se lo declara culpable de amenazas con armas, pero no se le aplica pena en el tiempo que dure el tratamiento tutelar con el que se busca recuperarlo o reinsertarlo en la sociedad. Si no responde positivamente, se le da la pena correspondiente al caso. Este régimen penal se emplea para los menores que cometen delitos entre los 16 y 18 años.

Tres disculpas
Tres de los condenados pidieron perdón previo a la lectura de la sentencia, cuando los jueces les dieron la posibilidad de ofrecer las últimas palabras.

En ese marco, Raúl Cortés dijo: "Quiero pedir disculpas por lo que pasó con este muchacho". Su hijo Luis manifestó escuetamente: "Perdón a la familia" y el hijo menor de Raúl, Luciano, expresó: "Disculpas por lo sucedido". Los demás optaron por no hablar.

Eran amigos
Ambas familias se conocían y Raúl Gallardo era amigo de los hermanos Cortés, pero hubo un altercado previo en un bar que terminó en una bronca, que llevó a que Raúl Cortés, portando un cuchillo, y a sus hijos y a Muñoz con palos y caños, fueran en busca de Gallardo.

Así se desencadenó una pelea en el domicilio mencionado donde primero golpearon con un caño a Segundo Gallardo, padre de la víctima, y a su sobrino. Luego llegó Raúl Gallardo y terminó asesinado.

Segundo Juan Gallardo, padre de la víctima, expresó a Diario UNO: "Aunque le hubieran dado perpetua no cambia nada, mi pibe no vuelve más, pero al menos me voy con más o menos cierta tranquilidad, se hizo algo de justicia".

Manifestó: "A los chicos los conozco poco, con el padre (Raúl Cortés) fuimos amigos y hemos trabajado juntos. Ellos pidieron perdón, pero que los perdone Dios porque yo no los voy a perdonar".

Recordó: "Fue una pelea. Ellos eran seis, nosotros tres; ellos armados, nosotros con nada. Todo empezó con una discusión en un bar entre mi pibe y los hijos de él por una cerveza que vale $20, una vida vale mucho más".

Añadió: "La pelea se originó entre los chicos, ellos fueron a buscar al padre y salieron en busca de mi hijo".
Fuente:

Más Leídas