policiales - Facebook Facebook
viernes 16 de septiembre de 2016

Está en terapia intensiva tras ser baleado y creen que fue el autor de un crimen

Juan Pablo Ríos (25) ingresó en la madrugada al Hospital Lagomaggiore. Investigan si participó del asesinato de Brian Márque (21), ultimado en el barrio San Martín.

Dos jóvenes heridos de bala. Uno de ellos muerto. El otro grave. Por la concordancia que tienen los hechos ocurridos en el oeste de Ciudad, la primera versión del homicidio de Brian Alexander Márquez (21) apunta al otro baleado como posible autor del hecho de sangre ocurrido en la madrugada de este viernes.

Minutos después de las 5, los lugareños del barrio San Martín notificaron que una persona se encontraba tendido en la intersección de Padre Llorens y Jardín Central. Márquez tenía dos heridas de arma de fuego en la cabeza que le quitaron la vida al instante.

Extraoficialmente, los testigos detallaron que se trató de un tiroteo donde el muchacho se llevó la peor parte. Sin embargo, no se encontraron armas de fuego en el lugar ni pudieron identificar al agresor. Personal de Policía Científica encontró ocho vainas de calibre 22 largo, misma característica de la bala que ingresó en el cráneo de la víctima fatal.

Márquez era conflictivo, según precisaron fuentes policiales del lugar. Varias veces había desfilado por la Comisaría 33 y los uniformados sospechan que participó de algunos ataques con piedras a esa dependencia policial. También era amigo de un joven de 15 años que fue ultimado hace casi un año –ver aparte-.

Pero la sorpresa surgió minutos después, cuando un hombre de 25 años identificado como Juan Pablo Ríos ingresó al Hospital Lagomaggiore con una herida de arma de fuego en el tórax. El muchacho estaba siendo trasladado por un amigo en moto, cuando se desvaneció a pocas cuadras del nosocomio. Un móvil policial ayudó a finalizar el traslado.

Ríos se encuentra en delicado estado, internado en terapia intensiva. El amigo que lo trasladó aseguró que había sido baleado por un hombre con ropas oscuras que no logró identificar.

Los investigadores requisaron al herido y encontraron entre sus prendas 10 proyectiles calibre 22 largo. Al ser la misma fisonomía que se utilizó en el homicidio de Márquez, se empezó a investigar la conexión entre ambos hechos.

La fiscal de la recientemente creada Unidad Homicidios, Claudia Ríos, está a cargo de la pesquisa. En las últimas horas se tomaron declaraciones testimoniales y la causa se encuentra bajo secreto de sumario, indicaron fuentes judiciales.

Estos testimonios sumados al trabajo que personal de balística está realizando ayudará a determinar si ambos jóvenes se enfrentaron a tiros –hipótesis más fuerte en este momento-, si fueron baleados por otra persona o sí los hechos ocurrieron en distintas circunstancias.

Dos amigos asesinados

En sus últimas publicaciones en las redes sociales, Brian Márquez recordaba con cariño a Jonathan Kevin Olguín. Este joven de 15 años fue asesinado el 30 de septiembre pasado en esa misma barriada del oeste capitalino.

Cerca de las 3.30, el joven se encontraba una amiga en la manzana 26 cuando fue interceptado por un individuo encapuchado que le disparó por la espalda. El proyectil ingresó por la sien y le quitó la vida a los pocos minutos. En Facebook sus amigos aseguraban conocer a la persona que lo asesinó, pero el dato nunca fue declarado oficialmente en el expediente judicial.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas