policiales - Tunuyán Tunuyán
viernes 22 de septiembre de 2017

Está preso el hombre con el que hallaron a Yamila Subia en Bolivia

Qué pasó durante los más de 52 días que estuvo desaparecida es una de las precisiones que aún no se dan oficialmente.

La certeza de que Yamila Subia (15) está viva y sana llegó casi dos meses después de su desaparición, lo que ocurrió después de salir de su casa en Campo Los Andes el 27 de julio, para pedir un turno médico para su hermano más chico. Se hizo público que en la tarde del miércoles la Justicia federal la halló en buenas condiciones de salud en Sucre, Bolivia, acompañada de un hombre mayor de edad que quedó detenido.

Inmediatamente se informó a sus padres de que se empezaba a tramitar el regreso de la adolescente al Valle de Uco, lo que hasta anoche no terminaba de concretarse, ya que debieron articularse varios organismos, considerando que la menor de edad se encontraba en otro país. Esa salida, sin embargo, no fue registrada por Migraciones en la frontera.

Cómo sucedió y qué pasó durante los más de 52 días que estuvo desaparecida, mientras su familia se hallaba inmersa en la incertidumbre y la desesperación, y la comunidad reclamaba avances en la causa iniciada en un primer momento en el Juzgado de Instrucción de Tunuyán son algunas de las precisiones que aún no se dan oficialmente.

Lo que sí comunicó ayer la fiscal federal Alejandra Obregón es que la niña se encuentra en buen estado de salud, y que su salida del país fue en compañía de un ciudadano boliviano, identificado como Richard Cruz, quien ya se encuentra detenido.

A pesar de que aún no se sabe cuál era el vínculo que tenía con este hombre, según trascendidos de los vecinos que acompañaron a sus padres estas últimas semanas, sería el novio de la menor, aunque hubo también versiones que hablan de que se trataría de un familiar.

Francisco Subia, el padre, le había comentado a Diario UNO que unos días antes de su desaparición Yamila había querido presentarles a una supuesta pareja, que esta quiso hablar con él, pero que ellos no se lo permitieron porque no consentían que estuviera de novia a su edad.

También en esas declaraciones, que fueron dos semanas después de no saber de su paradero, este hombre de nacionalidad boliviana que cuida una finca y que llegó a Tunuyán hace poco más de 4 años comentó que creían que estaba en Bolivia. Lo único que supieron de ella después de que saliera de su casa y fuera a sacar un turno al centro de salud de La Consulta es que se había comunicado con una prima que vive en Brasil, hablándole desde un celular con característica telefónica boliviana.

"Se le ha solicitado al juez –Marcelo Garnica– que libre los oficios para articular con autoridades de Bolivia cómo será el regreso, y para establecer si Gendarmería la lleva hasta la frontera o si ellos mismos la trasladan hasta Mendoza", se explayó ayer la fiscal, desestimando que fuera posible que ayer la joven Yamila ya estuviera en Mendoza.

La Justicia federal tomó intervención luego de una denuncia que la defensa de los Subia hizo, alentada por la falta de precisiones y avances en la causa que, desde el Valle de Uco, manejaba el juez Oscar Balmes. "Después de que nos constituimos como querellantes en el Juzgado de Instrucción en Tunuyán, el doctor Fernando Peñaloza también se constituye en el juzgado federal, al no entender de qué delito realmente se trataba. Al final intervino la Justicia federal y ahora se ve el resultado que eso tuvo", comentó el abogado Juan José Luján.

Sobre la intervención que tuvo que tener la Justicia federal, en detrimento de la provincial, hablaron desde la Asociación Crece desde el Pie, que fue la que estuvo acompañando a la familia de la adolescente hasta ayer mismo, y alentando a que se realizaran marchas y manifestaciones por parte de la sociedad, lo que ocurrió en dos oportunidades y de forma masiva.

"Creemos que la causa se manejó muy mal. En principio, porque sabían a los días de su desaparición donde estaba, había pruebas y no hicieron nada por traerla. Gracias a la intervención de los abogados y de la Justicia federal en menos de 15 días armaron el operativo para hallarla en Bolivia", comentó Alejandrina Zotelo, una de sus integrantes, destacando que la Justicia local sabía desde hacía rato de su paradero.

"Nuestra lectura es que a veces por ser pobres se nos ignora, estigmatiza, se nos culpa antes de resolver, porque si esto le ocurría a otra persona con altos recursos seguro la traían rápidamente. Lo preocupantes es cómo a las mujeres o menores de edad nos cruzan sin ningún control por la frontera, porque Yamila no estaba registrada en ningún lado", agregaron desde Crece desde el Pie.

Fuente:

Más Leídas