policiales - Luján de Cuyo Luján de Cuyo
jueves 16 de febrero de 2017

Esta noche imputarán al Mono Camargo por el asesinato de su novia

Será formalizado por homicidio agravado por el vínculo y por mediar violencia de género. También investigan los antecedentes de denuncias para determinar si existió una falla judicial.

En las últimas horas de este jueves será imputado Fernando Mono Camargo, el hombre de 39 años sindicado en el asesinato a golpes de su pareja, Natalia Calderaro (31), en la tarde del miércoles en un barrio de Carrodilla.

Fuentes ligadas al caso aseguraron que entre las 21 y las 22 será formalizado en el expediente bajo la calificación de homicidio agravado por el vínculo y por mediar violencia de género, un delito que prevé la única pena de prisión perpetua en caso de ser encontrado culpable en un futuro juicio.

Existen varias evidencias que prueban su autoría para el fiscal de Homicidios Gustavo Pirrello. Por un lado, la declaración de vecinos del lugar y de la propia madre del Mono que dejan en evidencia los constantes ataques hacia su concubina.

También está la grabación del llamado al 911 que realizó el acusado indicando que Calderaro se había intentado suicidar mediante la ingesta de medicamentos, algo que quedó descartado por los médicos cuando observaron el cadáver de la víctima. Esto justamente es otra evidencia científica que será confirmada por el Cuerpo Médico Forense (CMF) cuando se determine la cantidad y gravedad de traumatismos que presentaba.

Mientras avanza la investigación penal, la hija de la pareja, de menos de dos años, quedó a cargo de una vecina del lugar, según determinó el Órgano Administrativo Local (OAL). En la primera reconstrucción del hecho, los pesquisas creen que la pequeña estuvo presente mientras se cometía la brutal golpiza.

En paralelo, los sabuesos judiciales buscan determinar si hubo un accionar negligente de la Justicia en denuncias anteriores contra Camargo. Hasta el momento, el hombre tiene antecedentes desde 1997 hasta 2016 por causas de robos y encubrimientos.

La última denuncia en su contra fue en noviembre de 2016 por parte de su progenitora, Rosa Garde. La mujer se dirigió hasta la Oficina Fiscal 15, ubicada en la Comisaría 47, y explicó que había sido brutalmente golpeada por su hijo.

En la exposición judicial, la denunciante agregó que Camargo también atacaba constantemente a su pareja. Calderaro fue citada a declarar pero negó esta versión ante las autoridades, por lo que no se inició una investigación al respecto. El hombre fue imputado en ese caso por lesiones leves calificadas, un delito excarcelable.

Fuentes judiciales indicaron que hasta el momento no existe ninguna denuncia concreta por parte de la ahora fallecida contra su concubino, aunque continuará indagando para determinar si no sólo fue víctima del golpeador sino también del inaccionar judicial.

Fuente:

Más Leídas