policiales - Maipú Maipú
miércoles 19 de julio de 2017

Entró a robar a una casa de Maipú y terminó muerto en una pileta

Un hombre de entre 30 y 40 años fue encontrado flotando en la piscina. Tenía un bolso con herramientas y un cuchillo, y había forzado los ingresos de la casa. Investigan cómo falleció.

La Fiscalía de Homicidios se enfrenta a un caso particular y que dejó sorprendido a más de uno. El cadáver de un hombre encontrado en una pileta en el interior de una casa ha iniciado una investigación que, por ahora, arroja que el fallecido había entrado a robar a esa propiedad.

Durante la tarde del lunes un llamado al 911 dio cuenta de un cuerpo flotando en una piscina. La casa está ubicada en Coquimbito, Maipú, en calle Urquiza. La dueña de esa propiedad había salido a barrer el patio y en ese momento advirtió un bulto en la pileta, colocada hace apenas una semana.

Cuando la mujer se acercó se percató de que se trataba de un hombre, aparentemente sin signos vitales.

Los médicos que llegaron al domicilio verificaron que la persona estaba muerta. Intentaron identificarla pero no lo lograron, ya que entre sus prendas no tenía documentación. A metros se halló un bolso tipo morral, aunque allí tampoco había papeles que pudieran certificar su identidad.

El cuerpo fue trasladado a la morgue para la correspondiente autopsia, que determinará la causa de muerte. La mujer que denunció el hecho declaró que no sabía cómo ese hombre había llegado hasta el lugar.

El bolso y la hipótesis del robo
El morral que le encontraron al fallecido, de entre 30 y 40 años, les sirvió a los pesquisas para empezar a orientar la investigación. En ese bolsito había un destornillador, una soga, un cuchillo y otras herramientas. Estos elementos llevaron a pensar que el hombre había entrado a la casa con fines de robo. Los dueños de la vivienda aseguraron que no alcanzó a robar nada.

Otra dato clave es que algunos ingresos al domicilio aparecieron violentados.

El fiscal Gustavo Pirrello, a cargo de la investigación, espera el informe del Cuerpo Médico Forense para saber cómo murió el presunto ladrón. El adelanto indica que no tenía lesiones compatibles a un ataque. Tampoco presentaba alguna herida en la cabeza para suponer que se cayó a la piscina y falleció por el golpe.

fiscal.jpg
El fiscal. Gustavo Pirrello investiga el llamativo hecho. 
El fiscal. Gustavo Pirrello investiga el llamativo hecho.

Una de las posibilidades sería que haya muerto ahogado, aunque esto a los pesquisas les parece poco probable ya que en la pileta no había más de un metro de agua. Los exámenes toxicológicos revelarán si en las últimas horas ingirió alguna sustancia que le haya provocado una descompensación.

El hombre no ha sido identificado, pero estiman que podrán hacerlo a través de sus huellas dactilares y el cotejo con la base de datos de la policía.
Fuente:

Más Leídas