policiales policiales
jueves 26 de mayo de 2016

Enojo en el barrio Unimev por robos y vandalismo

Vecinos se manifestaron por la seguidilla de asaltos en la zona y la presencia de individuos molestando. Música fuerte a toda hora y consumo de alcohol y drogas causan malestar y pedidos de medidas para combatirlo

Medidas de seguridad, recaudos a toda hora, un sinfín de denuncias, reclamos, pedidos a través de los medios y hasta un grupo de WhatsApp para estar alertas. Todo es usado por los vecinos del barrio Unimev y complejos aledaños de ese sector de Guaymallén, para tratar de vivir más seguros y que alguien escuche sus reclamos. Ayer se manifestaron por la seguidilla de robos y el vandalismo en la zona.

Un grupo de personas se reunió en la iglesia Santa Bernardita y suplicó por más seguridad, a raíz de los asaltos que los han tenido como víctimas y también por la presencia permanente, sobre todo en horas nocturnas, de gente que causa molestias y no dan una buena imagen para el barrio. "Acá tenés grupos de chicos y chicas que vienen a tomar alcohol, a drogarse y a escuchar música a volumen fuerte. Todos los días, en la noche, en la madrugada, los tenemos siempre", comentó Adrián Delgado, uno de los vecinos.
Estos jóvenes tienen como punto de encuentro el parque del Unimev y los espacios verdes cercanos a la misma.

"En la mañana llevo a mi hijo al colegio y todavía están ahí tomando", dijo Raquel Lucero efusivamente. A pocos metros de la plaza se encuentra la escuela Justo López de Gomara.

Diario UNO constató algunos de los dichos de estas personas, ya que en la recorrida de ayer por la tarde se pudo apreciar a varios grupos reunidos tomando bebidas alcohólicas, prácticamente mezclados entre los vecinos que estaban con sus hijos disfrutando de un día feriado.

"Con suerte, desde hace un tiempo nos han puesto lomos de burro en las calles, porque también hacían picadas con los autos", aseguró una señora que se sumaba a la protesta. Esto también fue corroborado por este medio, que advirtió cuando un auto pasaba a alta velocidad por el lugar.

"Música hasta las 4 o 5 de la mañana en días de semana, no puede ser. En este barrio hay gente trabajadora que no duerme. Llamé a la policía y dicen que no tienen móviles, o hasta una vez me dijeron que la música fuerte no constituía un delito. Increíble", confió Marta Maroni.

La Comisaría 44ª tiene jurisdicción en la zona y se encuentra a la vuelta de la plaza.

Otro tema que tiene muy consternada a la población de este sector de Guaymallén son los constantes robos. Las víctimas aseguran que las entraderas y los asaltos a mano armada son moneda corriente.
Un triste caso fue el que sufrió uno de los manifestantes, quien contó que en un mismo día le robaron de su casa el auto y a las pocas horas, la moto.

"La semana pasada quisieron asaltar a mi vecina. Se asustó y gritó de una manera desgarradora. Fue un momento horrible", recordó Alejandra Casé. También varios dieron cuenta de muchos disparos que se escucharon en la noche del martes.

Durante las protestas ninguna autoridad de la Comisaría 44ª se hizo presente, algo que esperaba la gente, necesitada de alguna respuesta esperanzadora. "Ahora que están los medios pasan los móviles y arman un operativo muy bonito. Pero nadie acá nos da alguna garantía", expresó un joven enojado, que agregó: "Muchos vecinos no hablan o no viene n por miedo. Les aseguro que estamos todos mal y cuesta vivir de esta manera".
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas