policiales - Maipú Maipú
jueves 13 de octubre de 2016

En detalle: así fue la movilización que terminó cara a cara con los comisarios de Beltrán

La marcha por la muerte de Isaías Solorza (26) comenzó a las 18 y terminó en una pueblada frente a la comisaría de Beltrán.

Lo que comenzó como una manifestación pacífica terminó con una pueblada frente a la comisaría de Fray Luis Beltrán, en Maipú. Los lugareños reclamaron por el asesinato de Isaías Gabriel Solorza Gantus (26), el joven ultimado en la madrugada del miércoles en medio de un asalto y terminaron recriminando cara a cara a las autoridades policiales.

Cerca de las 19, el jefe de la Departamental Maipú Este, Carlos Marini, y el subcomisario Fernando Sánchez se pararon en la puerta de la Comisaría 49, donde finalizó la movilización. Los familiares de Isaías Solorza, los de Melanie Trinidad Rodríguez –la niña de 8 años asesinada en Beltrán hace 6 meses- y los habitantes de esa localidad mostraron su impotencia ante la inseguridad reinante.

Alternando momentos de diálogo y situaciones de gritos cruzados, los manifestantes llegaron a pedir hasta la renuncia de las autoridades ante las respuestas poco convincentes. Marini aseguró que tienen un solo móvil en la dependencia, que el personal disponible está en la calle y que sólo pueden abocarse a prevenir y reprimir.

"La Policía hace lo que puede con lo que tiene. Todo va de la mano del accionar judicial", manifestó el comisario, desligando responsabilidades al área judicial. El funcionario del Ministerio de Seguridad aseguró que al momento del crimen de Solorza, el único patrullero estaba con una consigna policial que había dispuesto la Justicia en ruta 60 y río Mendoza.

Las respuestas no alcanzaron para los manifestantes que enfrentaron cara a cara a las autoridades y se vivieron momentos de mucha tensión. Tanto es así que un móvil del Cuerpo de Infantería estaba preparado para actuar, lo que fue advertido por los ciudadanos y generó aún más bronca.

Con la intermediaciones del cura Alejandro, los vecinos quedaron de acuerdo en reunirse el lunes con el ministro de Seguridad y realizar una junta de firmas para que la comisaría local tenga mayores insumos y personal para actuar.

A esta altura de la movilización, los familiares de la víctima fatal se habían retirado de la marcha ante tanta consternación. Minutos antes, cuando arrancó la concentración a un kilómetro de distancia, en el lugar donde mataron al joven, su hermana fue quien tomó la palabra: "Pido Justicia y que cambien las leyes. Yo tengo 25 años, no tengo trabajo pero sigo buscando y no mato ni robo a nadie", aseguró Samira (25).

"¿Quiénes son los que dominan la calle? Hace 15 días con mi mamá nos robaron los bolsos. Salías y no sabés si volvés. Se fomentó la vagancia", manifestó. Luego concluyó consultando "¿quién les vende las armas? ¿por qué lo mataron por la espalda? ¡Cobarde!".

Los aplausos dominaron la escena tras las palabras de Samira Solorza. Hasta el momento había reinado el silencio. La esposa de la víctima fatal, Daiana, prefirió no hablar ante los medios de comunicación.

En un costado, los hermanos de Trinidad Rodríguez también expusieron su reclamo. Matías Alanis (21) pidió Justicia y agregó: "No puedo creer que esto pase en un pueblo donde nunca pasa nada. No tengo miedo. Después que mataron a mi hermana que puedo esperar".

Poco menos de 300 personas se movilizaron varias cuadras desde la esquina donde un día antes una persona ultimaba de un disparo a Isaías Solorza hasta la comisaría local, donde todo terminó con una pueblada motivada por la indignación.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas