El viernes llegan a Mendoza los cuerpos de Marina y María José

Serán veladas juntas en una sala de calle Maipú. No se confirmó la hora en la que llegarán.

Los cuerpos de Marina Menegazzo y María José Coni llegarán el próximo viernes a Mendoza.

Así lo confirmaron a Diario UNO familiares de las dos jóvenes mendocinas asesinadas, en el paradisíaco balneario de Montañita, en Ecuador, hace exactamente un mes, el día que emprendían el regreso de un viaje soñado, hacia Mendoza.

Aunque aun no está confirmado el horario de arribo, si está ratificado que será el viernes.

También se confirmó que ambas amigas serán veladas juntas, en la misma sala, de calle Maipú en Ciudad, para que sus familiares y allegados puedan darles el último adiós.

A 30 días del doble crimen que conmocionó al país y a toda la región andina del continente, la investigación aún tiene ribetes inexplicables que no ha sido develados, a pesar de la presencia activa en Montañita y Guayaquil, de los familiares de las jóvenes, ocupados personalmente en saber que ocurrió y marcar las contradicciones de la investigación.

Nueva autopsia
La última novedad relevante surgió ayer. El diario ecuatoriano El Comercio informó que los cuerpos de ambas muchachas fueron sometidos a una segunda necropsia en la localidad de Cuenca.

La medida fue a solicitud de la fiscalía con el fin de cumplir con las 200 diligencias preestablecidas en la investigación.

Con la nueva autopsia, la fiscal María Coloma, pretende obtener resultados más detallados sobre las lesiones que sufrieron, la causa de muerte, la hora y día de los fallecimientos.

También se estudiará la vestimenta y los objetos personales, como teléfonos y videos con el fin de buscar más claridad en el caso.

La irrupción de el Chamo
Fuera de este estudio forense, lo última novedad del caso fue la detención de un venezolano, José Miguel, apodado el Chamo quien fue denunciado como el homicida por Segundo Ponce, actual detenido y quien se autoinculpara en los primeros días del crimen de Marina y María José.

La detención de el Chamo complicó el entorno de la investigación, que para el Estado ecuatoriano, incluido para el propio presidente Rafael Correa, estaba esclarecida porque tenían a Ponce, "asesino confeso".

Sin embargo, el Chamo no fue acusado en la causa sino que se lo detuvo por tenencia de drogas.

Ponce es el dueño de la pequeña vivienda de Nueva Montañita, paraje donde según los testigos e investigadores, Marina y María José habrían ido a pasar la noche, porque no tenían dinero para viajar ni para quedarse en el hostal.

Cerca de la casa de Ponce hallaron los cuerpos de ambas y en la misma vivienda, tras ser allanada, dieron con pertenencias de ellas.

Tras la detención, Ponce primero acusó a unos colombianos, pero después, según las autoridades ecuatorianas, se autoinculpó afirmando que había matado a una de ellas mientras que involucró a su amigo el Rojo, identificado como Aurelio Rodríguez, a quien acusó de haber matado a la otra.

Dos días después Ponce cambió, su declaración nuevamente, y se adjudicó los dos homicidios desvinculando completamente al a el Rojo.

Con los familiares de Marina y María José en Montañita cuestionando de punta a punta lo que Ponce afirmaba, este volvió a cambiar la declaración y le apuntó a un venezolano vendedor de drogas en Montañita, apodado el Chamo y también reeditó la acusación contra tres colombianos.

Las autoridades salieron a buscar al misterioso Chamo y no solo lo encontraron en Montañita, sino que además lo detuvieron con cocaína.

Fue detenido pero aun no ha surgido un dato serio que lo pueda vincular al doble asesinato más allá del señalamiento de Ponce.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas