El "Lotocki mendocino" está en la cárcel a la espera de la preventiva y el juicio

El médico acusado de la muerte de pacientes recibió el alta y pasó del Hospital Central al penal. Estuvo internado por las heridas que se provocó cuando se operó el pene.

Luego de casi un mes en el Hospital Central, este jueves recibió el alta el médico Carlos Arzuza (48), internado con custodia policial y sospechado por la muerte de pacientes en presuntos casos de mala praxis.

El cirujano dejó el centro asistencial y fue trasladado al penal de Boulogne Sur Mer, en donde esperará la audiencia para la prisión preventiva. También, tras las rejas, aguardará el juicio por el fallecimiento de un hombre al que operó en 2013.

El acusado fue internado el 8 de diciembre. La policía lo arrestó en su clínica clandestina de calle Alem, en Mendoza capital, pero decidieron alojarlo en el Central debido a que perdía mucha sangre por una operación que él mismo se realizaba en el pene.

En el hospital recibió numerosas curaciones y fue operado por las heridas que tenía en la zona genital. Finalmente ayer los médicos le informaron a la Justicia que ya estaba en condiciones de dejar el nosocomio, por lo que se procedió a trasladarlo al penal tal cual lo había ordenado la fiscal Claudia Ríos, quien lleva las causas en su contra.

Tres expedientes
En tres expedientes la fiscal Ríos tiene las suficientes pruebas para pedir la prisión preventiva de Arzuza: la imputación por fraude al Estado luego de la denuncia de OSEP de retirar medicamentos en exceso con recetas truchas; la acusación de homicidio simple en perjuicio de Beatriz Gattari (48) –hecho que motivó su detención–, y una tercera causa de lesiones graves culposas en 2012 que tuvo como víctima a una mujer, a quien el médico le habría extraído el útero. Este último episodio había sido elevado a juicio pero restaba la orden de arresto.

Estas investigaciones cuentan con elementos probatorios y ya se solicitó la preventiva para el acusado, aunque todavía no hay fecha de audiencia.

Además de aguardar la preventiva, el sospechoso en febrero deberá afrontar el juicio por la muerte de Roberto del Barco (45), a quien sometió a una liposucción abdominal en 2013. Por esto fue detenido junto con su socio, el médico Carlos Gassibe. Ambos fueron imputados por homicidio simple y recuperaron la libertad con el pago de una fianza. Los dos se sentarán el próximo 16 de febrero en el banquillo de los acusados de la Primera Cámara del Crimen.

La Justicia espera pruebas e historias clínicas por más denuncias en contra de Arzuza, por lesiones y hasta por otra muerte. Su último hecho fue el fallecimiento de Beatriz Gattari el 7 de diciembre tras realizarle una liposucción en el abdomen e injerto de glúteos. En este caso también fue imputada su pareja y asistente, Laura Duta (38), detenida en la cárcel de mujeres.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas