policiales - Palmira Palmira
martes 19 de julio de 2016

El ladrón que fue abatido por la dueña de una estación de servicio hacía un mes había salido de prisión

Lorenzo Ramírez era conocido como el Pingüino. Intentó asaltar a Yamila Suhaiman que terminó con su vida y según la fiscalía "en defensa propia". Ocurrió en Palmira.

La vida y la muerte pusieron a prueba en unos cuantos segundos a Yamila Suhaiman y a Lorenzo Ramírez. El varón, conocido en el mundo del hampa como el Pingüino, no había previsto tentar a la parca y por eso sorprendió a la joven mujer con una pistola de aire comprimido para amedrentarla y ejecutar el asalto. Pero Ramírez nunca calculó que jugaba con fuego y lo pagó con la vida.

Yamila y el Pingüino estuvieron frente a frente. Eran el día y la noche, los opuestos cara a cara. Ella, con 32 años, dueña de una estación de servicio, junto con sus hermanos, de la que se hizo cargo y muy bien dicen los que la conocen, luego de que su padre murió hace cinco años. Él, con 44 encima y un frondoso prontuario que tenía como recorrido final su paso por la cárcel, que claramente no lo había desviado de su condición. Hace apenas un mes había salido de prisión.

Ramírez, junto con otro secuaz, había seguido a Yamila hasta la estación de servicio. Ella llegaba del banco de dejar un depósito y se especula que los maleantes pensaron que había ido a extraer dinero.
Cuando la mujer bajó del auto, el Pingüino saltó de la moto en la que se traslada y la sorprendió sin más, con una pistola de aire comprimido en mano para concretar el atraco.

Claramente, por el poder del arma que llevaba no tenía intenciones de matarla, pero una víctima sorprendida no está dotada de los poderes de la adivinación.

El Pingüino la apuntó, la amenazó para que le entregara el bolso y para que viera que iba en serio y hacerla entrar en pánico, le disparó en un pie con el matagatos.

Pero Yamila, lejos de amedrentarse, se enfureció, o al menos, brotó de ella su instinto de supervivencia.
Rápida como una vaquera del oeste, metió la mano en la cartera y sacó una pistola 634 de bolsillo, un arma especial para la dama.

Apabullada por malviviente, que había abierto fuego primero, no dudó un segundo y le gatilló directo al cuerpo.

El proyectil, que no era de aire comprimido, fue con mortal puntería directo al pecho del Pingüino, que sintió el ardor de la bala que lo atravesó.

Eran las 13.30 de ayer, y los clientes y empleados de la estación de servicio de los Suhaiman en Palmira, ubicada en calle Libertador y carril Chimbas, quedaron boquiabiertos ante la inesperada escena.

El hombre caminó mal herido tratando de salir del playón de la estación, pero sus pasos se quedaron sin fuerza y su alma partió cuando cayó muerto pesadamente al piso.

El revuelo estalló en el lugar con la mujer herida y shockeada. El secuaz del muerto, aún arriba de la moto, aceleró para emprender la huida pero dicen que un auto le cerró el camino a los pocos metros y fue a parar al suelo. Golpeado, escapó a la carrera y anoche aún era intensamente buscado por la policía.

Para la fiscalía fue en defensa propia
Tras el suceso ocurrido en Palmira, intervino de inmediato la Justicia, pero a partir de los dichos de los testigos que contaron lo que había ocurrido y el relato de la propia víctima, la fiscalía ni siquiera demoró a la mujer por haber matado a un hombre.

Todo parece estar tan claro que apenas comenzó la investigación que el expediente se abrió con una carátula de homicidio en legitima defensa.

Mientras tanto, la empresaria Yamila Suhaiman no la sacó barata y a pesar de que el balín de aire comprimido no se compara con la herida de un proyectil tradicional, igualmente le provocó un daño severo en el pie izquierdo que motivó su internación inmediata.

La mujer continuaba anoche internada y en observación médica.

-Vigilada. Los investigadores sospechan que la mujer estaba marcada por los delincuentes porque acababa de llegar del banco de hacer un depósito cuando fue atacada por el maleante al que mató.
-Persecución. La policía realizó ayer varios allanamientos con resultado negativo tratando de dar con el otro ladrón que manejaba la moto y que huyó tras el disparo mortal.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas