policiales - Rivadavia Rivadavia
domingo 13 de agosto de 2017

El joven que se mató al chocar, en Junín le había robado el auto al padre

La noticia de su muerte causó una profunda conmoción en Rivadavia, debido a que la familia de Guidolín es muy conocida y el joven tenía un numeroso grupo de amigos.

El joven de 24 años que falleció el sábado a la madrugada cuando el auto que conducía se estrelló contra un poste de alumbrado público, en el distrito Philipps, en Junín, había desobedecido una orden de alto en un control de tránsito que se realizaba a la salida de la ciudad de Rivadavia y se había dado a la fuga.

El fallecido fue identificado como Diego Guidolín, con domicilio en Rivadavia, que tenía el local de venta de productos de limpieza sueltos "Todo limpio".

La noticia de su muerte causó una profunda conmoción en Rivadavia, debido a que la familia de Guidolín es muy conocida y el joven tenía un numeroso grupo de amigos.

El conductor viajaba solo en un VW Gol y la información difundida oficialmente por el Ministerio de Seguridad, que coincide con las primeras actuaciones que fueron incorporadas a la causa por homicidio culposo que se comenzaron a tramitar en la Unidad Fiscal en turno de Rivadavia-Junín, indicaron ayer que la secuencia que terminó en el accidente comenzó en el cruce de las calles Gómez y Almirante Brown en Rivadavia.

gol destruido2.jpg

Allí, la Policía de Mendoza realizaba un control de tránsito de rutina. Eran cerca de las 2.20 de la madrugada cuando el Gol que conducía Guidolín pasó por allí.

Según el parte oficial, el conductor no atendió las señas de los uniformados para que detuviera la marcha y, en cambio, aceleró.

El VW Gol se dirigió hacia el norte y alguno de los móviles policiales iniciaron una persecución, en la que atravesaron toda la ciudad por la calle Mariano Gómez.

El auto ingresó a Junín a gran velocidad y en la rotonda de San Isidro y ruta 60 dobló por ésta hacia el este.

accidente-2.jpg
Diego Guidolín tenía 24 años.
Diego Guidolín tenía 24 años.

Cuando llegaba a la villa de Philipps intentó salir de la ruta e ingresar por una de las calles, pero la velocidad era mucha, se despistó y se estrelló contra un poste de alumbrado público.

El auto quedó totalmente deformado. Casi inmediatamente llegaron los móviles de la policía y los uniformados vieron que el conductor estaba atrapado adentro y muy malherido e inconsciente, pero no pudieron retirarlo del habitáculo. Poco después arribaron al lugar una ambulancia y una dotación de bomberos. Guidolín ya había fallecido y se dejó constancia del deceso a las 2.30. Se debió forzar la puerta del conductor para poder retirar el cuerpo.

En el informe oficial se sostuvo que el auto era propiedad del padre de la víctima y que éste declaró que su hijo se había llevado el vehículo sin su autorización.

La noticia del accidente y del fallecimiento de Diego Guidolín provocó una gran conmoción en la ciudad. Los mensajes de dolor comenzaron a replicarse por las redes sociales. "Un chico lleno de luz, gran amigo de mis hijos. Que Dios lo cubra con su manto y descanse su alma en paz. Mucha fuerza y resignación para toda su familia", escribió ayer una mujer.

"¡Gran tipo Dieguito! Una lástima que se apague una vida así, mis condolencias para todos sus familiares y amigos", se lamentó un hombre.

Algunos amigos presumían que Diego podría haber bebido algo de alcohol y temió que fuera secuestrado el auto de su padre. Además algunos de sus afectos cuestionaban que se lo haya perseguido con tanta saña, aunque muchos también entendían que la policía ignoraba el motivo por el que el joven no había acatado la orden de detenerse.

La causa ya está en manos de la fiscalía de la zona y será en ella donde se deberá aclarar totalmente lo sucedido.
Fuente:

Más Leídas