policiales - Las Heras Las Heras
miércoles 24 de agosto de 2016

El joven asesinado en El Challao había sido investigado por el crimen de un comerciante

Carlos Abraham (19) apareció sin vida en la zona del mirador. Meses atrás, había sido el principal sospechoso de ultimar a Américo Vique (47) en el barrio Eva Perón de Las Heras.

En la madrugada de este miércoles, Carlos Abraham Velásquez (19) apareció sin vida tirado en un barranco ubicado en la zona de El Challao, en Las Heras. El joven tenía una herida de arma de fuego y no era la primera vez que era baleado en su corta vida. También había estado ligado a un homicidio ocurrido en diciembre pasado. Ahora investigan las causas de su deceso.

"Se juntaba con una bandita en el barrio Eva Perón y tenían un par de problemas, pero todavía no conocemos el motivo por el cual lo mataron", aseguró un investigador policial ligado al caso, durante las primeras horas de la pesquisa.

Es que el pasado delictivo de la víctima fatal no es un tema menor ya que podría conducir al esclarecimiento de la pesquisa sobre su asesinato. En julio pasado, el muchacho había salido de la cárcel tras ingresar por una causa de abuso de armas. Si bien estaba imputado en ese expediente, la Justicia de Garantías ordenó su libertad durante la última feria judicial. Un mes después, fue asesinado.

Dentro de todas las causas que la víctima tiene, en su mayoría por utilización de armas de fuego y delitos contra la propiedad, se destaca que su nombre estuvo vinculado a un crimen ocurrido en diciembre en el barrio Eva Perón, mismo lugar que tiene como residencia.

En detalle, el 20 de diciembre pasado Américo Omar Vique, un hombre de 47 años, fue acribillado de tres disparos en la manzana H de esa barriada lasherina. La víctima, que tenía un comercio en San Luis y residía en Guaymallén, salía de una reunión con familiares donde habían tomado bebidas alcohólicas.

Según sostiene la investigación, los dueños de la casa lo echaron del lugar pero regresó a los pocos minutos en una camioneta Toyota Hilux y portando una pistola calibre 380. En ese momento fue asesinado con una pistola 9 milímetros, aunque los sabuesos judiciales no han podido precisar quién fue el autor del hecho.

La primera sospecha recayó en Carlos Abraham ya que horas después ingresó al Hospital Carrillo con una herida de arma de fuego en el tórax. Si bien fue dado de alta días después, estuvo un tiempo detenido ya que el fiscal departamental Fernando Giunta lo tenía como principal sospechoso del asesinato de Vique.

Pese a esto, una decena de testigos declararon ante las autoridades y ninguno ubicó a Abraham en el teatro de los hechos, por lo que el fiscal le tomó una declaración informativa –paso intermedio entre ser testigo y ser imputado- y recuperó su libertad. Tiempo después sería detenido por un abuso de armas de fuego.

Todos estos datos son recopilados por los investigadores que, bajo las directivas de la fiscal de Las Heras-Lavalle Virginia Rumbo, buscan esclarecer el asesinato de Abraham.

Un disparo

En las primeras horas de este miércoles, un joven llegó hasta la casa de la tía de Carlos Abraham y le manifestó que lo habían visto tirado en un barranco en la zona de El Challao. Los familiares llegaron hasta el lugar, ubicado a metros del mirador, y efectivamente encontraron el cuerpo del joven de 19 años.

Tras avisar al 911, personal policial llegó a la zona y levantó el cadáver que tenía una herida de bala en la zona lumbar derecha y en el hombro izquierda –no se sabe cuál orificio fue el de entrada y cuál el de salida-.

En un principio los pesquisas intentaron relacionar el hecho con la muerte de Facundo Olmedo (19), un presunto ladrón ultimado por un ex militar en el barrio Tamarindos II horas antes, aunque esta versión quedó descartada según comentaron fuentes policiales.

Fuente:

Más Leídas