policiales - La Plata La Plata
lunes 10 de julio de 2017

El horror: estudiante de medicina fue violada, quemada y asesinada

La mujer tenía 26 años y fue atacada a cuchillazos. Una compañera de estudios también fue agredida y quedó herida.

Una estudiante de Medicina de 26 años fue violada y asesinada a cuchillazos y una compañera de estudios resultó gravemente herida de varios cortes luego de ser atacadas por un vecino, que también les quemó algunas partes del cuerpo, en una casa de la localidad bonaerense de Punta Lara, en el partido de Ensenada, el sábado.

Fuentes policiales y judiciales informaron que el hecho se registró cerca de las 3.30 en una antigua finca de dos plantas ubicada en la calle 126, donde vivía la víctima fatal, Mariana Córdoba.

La fiscal de La Plata Virginia Bravo, a cargo de la causa, explicó que el agresor, identificado como Ariel Osvaldo Báez (23), no efectuó disparos contra las jóvenes, pero las amenazaba permanentemente con un arma de fuego.

De acuerdo con lo que pudo contar la amiga (25) que sobrevivió al ataque, el vecino entró a la casa cuando la víctima fatal salió a cerrar el portón luego de pasear a los perros. El atacante preguntaba dónde estaba el ex novio de Mariana, pero no se sabe si porque quería asegurarse de que no estuviera allí o porque había tenido algún conflicto con él.

Luego llevó a ambas jóvenes a una habitación de arriba, las ató y mientras las amenazaba con un arma de fuego, abusó de ellas. El agresor también tomó un aerosol que había en el lugar y, con un encendedor, lo utilizó como lanzallamas y le provocó quemaduras a ambas estudiantes, en el pecho y en las extremidades.

Posteriormente, con el mismo método intentó prender fuego toda la casa, pero la quemó parcialmente y huyó del lugar, dejando a las jóvenes entre cenizas y maderas que cayeron del techo. La sobreviviente dijo que no sabía si su amiga había muerto a raíz de los cuchillazos o por las quemaduras. La policía llegó al lugar luego de escuchar los gritos de esta joven, que se arrastró hasta la vereda para ser oída, y logró que un vecino diera alerta a las autoridades.

Luego, efectivos de la comisaría que se acercaron al lugar descubrieron dentro del domicilio el cadáver. La víctima, que estaba por recibirse de médica, presentaba golpes, cortes en el cuello y en el tórax y quemaduras en el pecho y en la mano izquierda.

Su amiga mostraba signos de haber sido atacada también a puntazos en diferentes partes del cuerpo, por lo que fue trasladada de urgencia a un centro asistencial de la zona, donde se le realizaron curaciones y fue estabilizada antes de ser derivada al hospital Cestino.

Con los datos aportados, la policía salió en busca del sospechoso y lo halló durmiendo en la vivienda de al lado, donde se encontró ropa ensangrentada y húmeda, la cual será sometida a peritajes para establecer si fue usada en el ataque.

Además, se halló una pala que se cree que pudo ser utilizada para agredir a las estudiantes, cocaína y dos plantas de marihuana que fueron secuestradas. Al revisar la parte trasera del domicilio, se encontraron una mochila donde había una notebook, un teléfono celular y dinero en efectivo que les habría sustraído a las víctimas antes de escapar.

La fiscal Bravo dijo que el imputado "tiene hechos de violencia en el barrio y era una persona irascible, que tenía problemas vecinales", pero aún no se determinó si había mantenido un conflicto con la dueña de casa que haya motivado el ataque.

El detenido por el crimen se negó a declarar y continuará tras las rejas
Ensenada 1

Ariel Osvaldo Báez (23) se negó a declarar ante la Justicia y seguirá preso luego de ser indagado por la fiscal platense Virginia Bravo, a cargo de la causa. Al hombre se le imputó el crimen de Mariana Córdoba (26) y el intento de asesinato y abuso sexual de una compañera de estudios de la víctima fatal.

El sospechoso es asistido por un defensor oficial y seguirá detenido por los delitos de privación ilegal de la libertad, abuso sexual agravado, homicidio doblemente calificado por ensañamiento y por mediar violencia de género, y tenencia de estupefacientes para su comercialización.
Fuente:

Más Leídas