El fiscal que detuvo a los sospechosos del crimen de las mendocinas dijo que "el caso aún no está esclarecido"

Eduardo Gallardo defendió las detenciones que los familiares cuestionaron. Aclaró que dejó la causa pero que aún resta trabajar para que el caso quede resuelto.

El fiscal Eduardo Gallardo habló este jueves con Canal 7 Mendoza y advirtió que el "caso no está esclarecido" al ser consultado por las dudas que manifestaron sobre el accionar de la justicia ecuatoriana los familiares de María José Coni y Marina Menegazzo, las dos mendocinas que fueron asesinadas en un pueblo de ese país.

Gallardo defendió la detención de los sospechosos que él ordenó y aclaró que dejó la causa en manos de otro fiscal, ya que el pasado 3 de febrero había presentado su renuncia al ministerio público. "El caso aún no está esclarecido y les digo a las familias de Marina y María José que tengan confianza en lo que se ha hecho hasta ahora, que tengan contacto con el fiscal", señaló en declaraciones a Buen Día Argentina.
Embed

Embed

Embed

Embed

Sobre los dos hombres mayores de 30 años que permanecen detenidos por el doble crimen, Eduardo Gallardo recordó que los mandó arrestar "porque hay elementos para presumir que estuvieron en la casa con las muchachas".

El fiscal también agregó que en su momento uno de los sospechosos, Alberto Segundo Mina Ponce, "manifestó que se fue con una de las señoritas a un dormitorio. La muchacha se molestó y lo empujó y él, que estaba en estado etílico, se enojó, tomó un palo y le propinó un golpe en la cabeza".

Agregó que tal fue la magnitud del golpe que la chica habría muerto "en el acto". "El sospechoso relató que después se dirigió al otro dormitorio, donde estaba su amigo" Aurelio Eduardo Rodríguez, "El Rojo", con "la otra muchacha y vio que había mucha sangre. Aparentemente la otra joven tenía una puñalada, pero todavía estaba con vida", añadió el fiscal.

Desde las familias de las mendocinas nunca dieron crédito a las detenciones y tildaron a los sospechosos de perejiles. El papá de Marina, Renato Menegazzo, dijo que en Ecuardo querían cerrar rápido la causa y habló de una red de trata.

Embed

Embed

Embed




Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas