policiales - San Rafael San Rafael
lunes 06 de junio de 2016

El crimen de Paula Toledo: un asesinato con 12 años de impunidad y repercusión nacional

La joven sanrafaelina fue asesinada en octubre de 2003 en el barrio El Sosneado y los dos juicios tuvieron el mismo resultado, todos los sospechosos absueltos.

Las siete muertes de Paula. Así titularon en el programa televisivo Cámara del Crimen, en TN, la historia de Paula Toledo, con la presencia en el estudio de su madre, Nuri Ribotta.

La joven sanrafaelina fue asesinada en octubre de 2003 en el barrio El Sosneado y los dos juicios tuvieron el mismo resultado, todos los sospechosos absueltos.

Nuri fue contactada por la producción del envío conducido por el periodista especializado en policiales Ricardo Canaletti, luego de que desde el canal porteño se comunicaran con un periodista de Diario UNO de San Rafael y leyeran notas sobre el caso.

En el programa que se emitió el sábado a las 15 y se repitió ayer a la misma hora, primero Canaletti contó en forma detallada el caso y todos los errores que se cometieron, por eso es que a cada error, en forma simbólica, le asignó una muerte a Paula.

La primera fue la propia muerte; las otras, luego de que el juez suplente liberó a los detenidos, la actuación del forense, las absoluciones del primer juicio, la ropa de Paula que fue donada al cotolengo de Rama Caída antes de que se cerrara la causa, la absolución a otro acusado en el segundo juicio y la apelación que lleva dos años en la Corte mendocina.

Después la propia Nuri Ribotta contó paso por paso cómo fue el caso y las fallas en la investigación que terminaron influyendo directamente en su impunidad.

Los errores producidos en la instrucción de la pesquisa fueron tantos que el 30 de mayo de 2006 la Primera Cámara del Crimen (integrada entonces por Domingo Mauricio, Mario Giambastiani y Eduardo Orozco) incluyó en la sentencia la importancia de comunicar los fundamentos de la misma al procurador de la Suprema Corte a fin de que "considere la necesidad de aplicación de medidas correctivas ante las graves falencias verificadas en la investigación criminal practicada en este proceso, o en su caso impartir instrucciones generales tendientes a evitar situaciones como las aquí producidas".

Así llegó, doce años después, el caso más emblemático de impunidad en San Rafael a la televisión nacional. Tal vez el cierre sea una frase de Nuri en el programa: "En Mendoza no hay justicia". Ojalá el tiempo no le dé la razón.

Poli Toledo fue violada y asesinada el 31 de octubre de 2003, su cuerpo fue arrastrado desde la casa abandonada donde le dieron muerte y arrojado en un descampado.
Fuente: UNO San Rafael

Más Leídas