policiales - El Algarrobal El Algarrobal
viernes 15 de abril de 2016

El Chucky va a juicio por asesinar para robar una bicicleta y una mochila

Sebastián Balmaceda (23) deberá responder en una Cámara del Crimen por el asesinato de Miguel Guerrero (36), ocurrido hace un año en El Algarrobal.

Uno de los últimos cartuchos judiciales que tenía se gastó el Chucky en busca de no llegar a juicio por un homicidio, pero fue en vano. La Justicia confirmó el fin de la etapa de investigación primaria en el homicidio de Miguel Eduardo Guerrero (36) y el joven de 23 años deberá sentarse en el banquillo de acusados.

El defensor oficial de Sebastián David Balmaceda Valdez interpuso un recurso de oposición ante la elevación a juicio que había solicitado el fiscal de Las Heras Darío Nora y había aprobado la Justicia de Garantías.

Ante la Cámara de Apelaciones en lo Criminal, el representante del acusado expuso que la investigación estaba basada en testimonios de personas que no presenciaron el hecho y que las demás pruebas no son contundentes.

En primer término solicitó la absolución del Chucky y, en caso contrario, que sea llevado a juicio como robo seguido de muerte, ya que el fallecimiento se provocó "de manera accidental por el forcejeo producido" con la víctima.

Esa calificación prevé penas de 10 a 25 años, a diferencia de la carátula que impuso el fiscal que fue de homicidio criminis causa –matar para ocultar el robo- la cual contempla una pena de prisión perpetua.

El camarista Luis Correa Llano rechazó el recurso y confirmó la elevación a juicio del expediente. Su argumento se basó en lo que fue el pilar de la investigación: un cuchillo con rastros hemáticos que fue secuestrado en poder del Chucky. Un cotejo de ADN confirmó que se trataba de sangre de la víctima fatal.

El magistrado contempló también que Guerrero recibió cuatro puñaladas, lo que descarta que la muerte haya sido un accidente con motivo del forcejeo.

"Guerrero tenía en su poder una bicicleta y una mochila que si bien no fueron sustraídas, razonablemente pueden haber sido el motivo de la agresión provocada por el imputado", especificó el juez, confirmando la calificación que solicitó el Ministerio Público Fiscal.

Tras esta decisión, restará fijar la fecha para que el Chucky Balmaceda responda en un juicio oral y público por el homicidio.

El caso

Miguel Eduardo Guerrero fue asesinado el 7 de abril del 2015. En las últimas horas de esa jornada, el hombre caminaba por el barrio Jorge Newbery de El Algarrobal. A su lado llevaba su bicicleta y también tenía una mochila con elementos personales.

En ese momento, según sostiene la pesquisa liderada por el fiscal Nora, fue interceptado por el Chucky quien le intentó quitar sus pertenencias. Como la víctima se resistió, se produjo un forcejeo donde Guerrero terminó con cuatro heridas de arma blanca que le quitaron la vida minutos después.

A los pocos minutos y metros del hecho, Balmaceda fue capturado por las autoridades y desde entonces se encuentra sometido al proceso penal.

Fuente:

Más Leídas