policiales - Dorrego Dorrego
viernes 08 de julio de 2016

El análisis de ADN complica al acusado del abuso de una menor en Dorrego

El examen arrojó resultados positivos y se siguen sumando los elementos contra el único sospechoso. La causa avanza y está cerca del esclarecimiento.

Un caso de abuso sexual que tuvo amplia repercusión y que generó un manifiesto repudio en la sociedad está en vía de esclarecerse gracias a una de las pruebas fundamentales que se esperaban. Un cotejo de ADN entre el acusado y restos que fueron hallados en la víctima prácticamente confirman la autoría del hecho.

El episodio en cuestión fue el pasado 2 de mayo en Dorrego, Guaymallén. Una chica de 14 años bajó de un colectivo en la esquina de Las Cañas y Aramburu en horas de la siesta, y allí fue amenazada con un arma de fuego por un hombre que la abusó sexualmente y escapó.

Tras el hecho y luego de estar más de 20 días prófugo, por este caso se entregó un hombre en una comisaría de Río Ceballos, en Córdoba. Cuando una comisión de policías lo traía a Mendoza, ante los efectivos reconoció ser el autor del ataque, aunque posteriormente no lo declaró de manera formal ante el fiscal Tomás Guevara.

Las pruebas contra este hombre, Rubén Fabián Guillot (38), fueron contundentes. Por un lado, la tarjeta Red Bus que le secuestraron y que confirma que se subió al mismo micro que la víctima y, por otra parte la rueda de reconocimientos donde la adolescente lo señaló sin dudar.

Esta última medida fue puesta en suda por el abogado defensor de Guillot, quien planteó ante el Juzgado de Garantías la nulidad. Es que con la filmación de las cámaras de seguridad del micro los pesquisas armaron un fotograma del sospechoso, y desde la defensa creen que la menor abusada tuvo acceso a esas imágenes antes de la rueda de reconocimiento.

El Juzgado de Garantías desestimó este pedido, por lo que ahora la medida quedó en manos de la Cámara de Apelaciones, que definirá la validez de la prueba a la brevedad.

Sin embargo, en la jornada de ayer llegó una confirmación clave para la continuidad de la causa. El cotejo de ADN entre Guillot y restos que fueron hallados en la joven dio positivo, indicio que terminaría de confirmar que fue él quien cometió el abuso.

De esta manera el fiscal Guevara dictará la prisión preventiva de este hombre y en poco meses, de no mediar contratiempos, elevará la causa a juicio.

El sospechoso se encuentra detenido en el Penal de Boulogne Sur Mer y está imputado por el delito de abuso sexual agravado con acceso carnal y uso de arma de fuego.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas