policiales - Guaymallén Guaymallén
viernes 26 de febrero de 2016

Dos condenados por un asesinato en el marco de una guerra de bandas en el barrio Lihué

Maximialino Escobar (24) y Alejandro Morales (25) fueron encontrados culpables de quitarle la vida a Rodrigo Cori Arce (18), en marzo de 2014.

Tras un juicio oral y público que duró apenas un puñado de días, la Justicia encontró culpables a Maximialino Escobar (24) y Alejandro Morales (25) por el asesinato de Rodrigo Cori Arce (18). El hecho de sangre ocurrió en marzo de 2014 en el barrio Lihué de Guaymallén y tiene un trasfondo de guerra de bandas en la zona.

El tribunal de la Segunda Cámara del Crimen condenó a 15 años de prisión a Escobar, en calidad de coautor de homicidio agravado por el uso de arma de fuego, y 20 años para Morales, como autor material de ese hecho y también de unas coacciones agravadas. Como este último tenía otra sentencia anterior por robos y amenazas, no podrá acceder a beneficios carcelarios tales como libertad condicional o salidas transitorias.

El juicio fue liderado por los jueces José Valerio, Arlington Uliarte y Ariel Spektor y había arrancado el lunes pasado. Si bien este viernes se conoció el veredicto, durante la jornada del jueves se realizaron los alegatos.

Tanto el fiscal Mauro Perassi como la abogada querellante Gemina Venier habían solicitado 15 y 21 años, respectivamente, en la formulación de sus argumentos.

En contraparte, el defensor oficial de Escobar, Alejandro Rapacioli, desarrolló un alegato donde aseguró que no estaba probada la autoría de su defendido, por lo que pidió la absolución. Lo mismo ocurrió con el abogado Sergio Carreño, quien defendió a Morales.

Un crimen con una guerra de bandas detrás

Cori Arce fue baleado el 29 de marzo de 2014 y perdió la vida cuatro días después, cuando estaba internado. El joven se encontraba en la manzana M del barrio Lihué, cuando se acercaron Escobar y Morales en una motocicleta. El primero de ellos manejaba el rodado, mientras que el segundo se bajó y efectuó los disparos contra la víctima.

Los sabuesos policiales lograron determinar que Escobar y Morales eran yerno y pareja, respectivamente, de Estela Flores. Se trata de una mujer de 39 años que es conocida en la zona como Manzanita y está sindicada como líder de una banda de venta de drogas en esa barriada y sus inmediaciones.

Estela Manzanita Flores (La DUlce Manzanita Flores).jpg
<i>Manzanita </i>Flores tiene deudas con la Justicia.
Manzanita Flores tiene deudas con la Justicia.

Manzanita se encuentra actualmente detenida, ya que fue condenada en el mismo expediente de coacciones agravadas –amenazaron a los familiares de Arce para que retiren una denuncia- y tiene deudas pendientes con la Justicia Federal por causas de narcotráfico.

El ataque a Cori Arce se explica porque fue testigo de un tiroteo donde terminó herido su hermano Lucas (19) y falleció Leandro Mugriento Barrera (20), el 25 de marzo de ese año. Su testimonio complicaba al Champol (17), uno de los cinco hijos de Manzanita quien tiene varios hechos de sangre sobre su espalda y estaba enfrentado al Mugriento.

Fuente:

Más Leídas