policiales - Buenos Aires Buenos Aires
viernes 15 de julio de 2016

Dos casos de falsos polícias violentos sacudieron a Buenos Aires

En uno falsos uniformados secuestraron a una mujer y a su hijo en Avellaneda; en el otro, saquearon una vivienda en Villa Adelina.

Dos casos de falsos polícias sacuden a la provincia de Buenos Aires.

En uno de ellos, un grupo de al menos cuatro delincuentes vestidos como policías secuestraron a una mujer y a su hijo de 12 años en su casa de la localidad bonaerense de Avellaneda, y los liberó luego de robar el dinero de la recaudación de un restaurante familiar.

Según fuentes policiales el caso ocurrió este jueves por la noche cuando las víctimas fueron abordadas en la puerta de su casa por cuatro sujetos armados.

"Quédense tranquilos, somos policías", les dijeron, pero desenfundaron sus armas y los obligaron a entrar al domicilio.

"Pedían 200 mil dólares que nosotros no tenemos. Tenían información sobre nosotros porque sabían las marcas de las motos", contó a C5N Daniel, el padre de la familia, que había quedado cautivo en su propia casa con otra parte del grupo comando.

Al no encontrar el dinero en el domicilio, dos de los sujetos decidieron llevarse como rehenes a las víctimas hasta el restaurante familiar, ubicado en la avenida Belgrano 900.

"De ahí, se robaron dinero y se llevaron a mi familia", relató Daniel.

Poco después liberaron a la mujer y su hijo en la vecina localidad de Lanús en el mismo vehículo en el que se los habían llevado.

En el otro caso, cinco delincuentes que vestían como policías coparon en las últimas horas una vivienda de la localidad bonaerense de Villa Adelina reduciendo a los golpes a su morador para robarle 42 mil pesos.

El violento hecho se registró en la localidad bonaerense de Villa Adelina, en el partido de San Isidro.

Los delincuentes son buscados intensamente por los pesquisas policiales, quienes creen que que habrían obrado con los datos aportados por "un entregador".

Los voceros de los tribunales de San Isidro revelaron a un matutino porteño que el hecho se produjo cuando la víctima, identificada como Carlos Alberto Ludueña, se hallaba en el interior de su finca, situada en Manuelitta de Rosas al 900, entre Juan Mazza y Rivera, en el citado distrito.

En esas circunstancias, los delincuentes que portaban armas de grueso calibre y estaban vestidos con uniformes policiales, ingresaron violentamente al inmueble y comenzaron a golpear al dueño de casa.

De inmediato, los atacantes comenzaron a revisar las distintas habitaciones en busca de objetos de valor.

Según los informantes, los falsos policías tras apoderarse de unos 42.000 pesos huyeron del lugar con rapidez.

Se estima que habrían escapado en dos rodados que habían dejado estacionados a muy pocos metros de la casa asaltada.

Los habitantes del barrio sostienen que los ladrones utilizaban chalecos y gorras de la fuerza de seguridad.

El tremendo episodio es investigado por el personal correspondiente a la comisaría de Villa Adelina (8ª de San Isidro).

De acuerdo a las hipótesis de las autoridades de la seccional, no se descarta que Ludueña conociera a esos victimarios, quienes se sospecha habrían actuado gracias a los datos que les habría facilitado "un entregador".

Intervino en la causa Sergio Aníbal Szyldergemejn, fiscal de Boulogne-Villa Adelina, dependiente del departamento judicial de San Isidro.

Fuente: Noticias Argentinas

Dejanos tu comentario

Más Leídas