policiales - violencia de género violencia de género
jueves 15 de septiembre de 2016

Doce años de prisión para un hombre que intentó matar a su ex mujer a mazazos

Primero golpeó con una maza de albañil en la cabeza y luego la quiso ahorcar con un alambre en su casa de la localidad bonaerense de Berisso.

Un hombre fue condenado a 12 años de prisión por el intento de asesinato de su ex mujer a la que primero golpeó con una maza de albañil en la cabeza y luego quiso ahorcar con un alambre en su casa de la localidad bonaerense de Berisso.

El presidente del Tribunal Oral en lo Criminal Nº1 de La Plata, Juan José Ruiz, condenó a doce años de prisión a Miguel Eduardo Lazarte, de 29 años, por haber intentado asesinar a la mujer que estaba embarazada cuando ocurrió el ataque.

El hecho ocurrió el 13 de marzo de 2014 en una vivienda de calles 34 entre 165 y 166. La víctima, Ayelén Zabala, se dirigía junto a sus tres hijos menores y en compañía de su hermana, Anabella, a la casa del condenado para dejar a los niños a su cuidado.

Ya dentro de la propiedad y mientras la mujer cargaba en sus brazos al menor de sus hijos, su ex pareja la golpeó con una maza en la cabeza lo que provocó que cayera al piso semidesvanecida.

En ese momento el acusado aprovechó para pasar un alambre por el cuello de la mujer "con claras intenciones de asfixiarla, pero Anabella logró retirarle el alambre y subirla a la moto junto a sus sobrinos para darse a la fuga", señala la sentencia.

Tras el intento de homicidio el hombre comenzó a perseguir a Ayelén y a su hermana, a la vez que blandía un machete y las amenazaba de muerte.

Las mujeres y los niños lograron huir y el hombre fue detenido por la Policía instantes después, en 164 y 35.

De acuerdo a la declaración de la hermana de la damnificada, quien no sabía los motivos de las peleas, Lazarte decía: "Te voy a matar, te voy a prender fuego".

También comentó que, en el momento de la agresión, al sospechoso le salía espuma por la boca, por lo que entendió que estaba drogado, ya que tanto él como la víctima eran adictos.

Se trata de la segunda vez que el juez Ruiz aplica la ley de violencia de género, luego del caso Martínez Poch, señala un diario platense.

El magistrado hizo mención a la convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer y otras normas similares que hacen alusión a los tres tipos de agresión: física, psicológica y sexual.

Fuente: Noticias Argentinas

Dejanos tu comentario

Más Leídas