policiales policiales
lunes 27 de junio de 2016

Dieciocho personas murieron este año en siniestros viales en San Rafael

La cifra se elevó con el último hecho en la ruta a Mendoza. En todo el Sur ya hay 26 fallecidos en calles y carreteras

En lo que va del año, con el primer semestre casi terminado, en San Rafael ya han muerto 18 personas en el tránsito, una problemática social que, lejos de mejorar, se mantiene como uno de los factores de riesgo más importantes del departamento, según se verifica en la guardia del hospital público.

El último siniestro vial en la ruta 143, rumbo a la ciudad de Mendoza, dejó el lamentable saldo de cuatro muertos, entre ellos un niño de 10 años. Además, otros tres heridos, uno de ellos con lesiones muy graves.
El trágico suceso renovó el reclamo por la infraestructura vial en el Sur y terminó con un período donde no venían produciéndose víctimas fatales, algo que evidentemente es producto de la casualidad, ya que no hay acciones de fondo que hayan cambiado este flagelo.

La cifra de 18 víctimas mortales surge de un relevamiento de todos los accidentes fatales del departamento publicados por UNO San Rafael en base a información oficial e incluye tanto los que fallecieron en el lugar del hecho como posteriormente en el hospital.

Pero si se suman los registros de incidentes viales fatales de todo el Sur provincial, la cifra de muertos en calles y rutas se eleva a 26, ya que han fallecido por esta causa cinco personas en Alvear y tres en Malargüe.

Marzo con siete víctimas fatales y junio con seis fueron los meses más trágicos en el tránsito de San Rafael.

El médico Juan Zigliotto, que ha trabajado muchos años en este tema y colaboró con la asociación "Luchemos por la Vida", señala en un trabajo de su autoría que se debe profundizar los tres sistemas de regulación del campo vial.

En lo legal, entre otras cosas, "hacer cumplir la ley, apoyar la detección masiva con uso de herramientas tecnológicas, metrología, radares, foto multa, cámaras en cruces y tramos peligrosos. Se debe ser más creativo en lo punitivo".

También se debe tener "mayor presencia en la calle, hacer algo más que el operativo estático. Y luego también trabajar en lo cultural, la educación vial tiene que actualizarse, no más la visión panfletaria, afiches y de enseñar sólo señales viales, debe ser más inteligente y específica para cada grupo de riesgo". Zigliotto se apoya en "lo moral como un tema de fondo en el país con inmadurez cívica, el maltrato, la violencia vial, la víctima pasiva, respeto por el otro y por la vida".
Fuente:

Más Leídas