Detuvieron a un quinto sospechoso por los abusos sexuales a chicos sordos en el instituto Próvolo

El último sospechoso era el jardinero del lugar. Hace cerca de 3 años había sido acusado por padres por manosear a una nena, pero continuó su trabajo allí.

Un hombre quedó detenido como otro sospechoso de participar de los abusos sexuales a chicos sordos del instituto Antonio Próvolo, de Luján. Hacía los trabajos de jardinería en el lugar y fue señalado por las víctimas y testigos como otro de los abusadores. Es el quinto detenido en la investigación.

Se trata de Armando Gómez, quien trabajaba como jardinero en el instituto que hoy es intensamente investigado luego que la semana pasada un testigo presencial reveló los terribles hechos que ocurrían con los chicos sordos que estaban internados en el lugar.

La madre de un alumno contó este martes por Radio Nihuil que hace al menos 3 años este hombre había sido acusado por algunos padres por haber manoseado a una nena, se hicieron los reclamos a los directivos de la escuela, pero el caso quedó en nada.

El quinto sospechoso fue llevado esta mañana a la Oficina Fiscal Nº 15, de Carrodilla, donde se lleva adelante la investigación.

Los otros cuatro acusados
Nicolas Corradi, el cura de 82 años, fue llevado esta mañana a los calabozos de la Dirección de Investigaciones.

Su salida en un móvil policial fue advertida por algunos padres que están allí, quienes lo insultaron y hasta escupieron y golpearon el patrullero.

Este fue denunciado en Italia en el 2009, cuando en un caso similar, víctimas del instituto Próvolo de Verona se animaron a denunciar abusos sexuales ocurridos entre las década del 50 y del 80.

Horacio Corbacho, el segundo cura acusado, de 55 años, junto con José Luis Ojeda, un sordomudo que hacía diversos trabajos en el colegio, y Jorge Bordón, a quienes los chicos identificaban como cura, pero en realidad es un administrativo que oficiaba de monaguillo.

Horroroso
Entre estas cinco personas engañaban a los chicos a quienes les decían que los llevaban a conocer la "Casita de Dios", y al ingresas los llevaban hacia el fondo donde finalmente cometían los abusos sexuales.

Pero en ese mismo instituto, fuera de los días de actividad escolar, se realizaban retiros espirituales, donde los sacerdotes llevaban a las personas a conocer la "casa de Dios".

Ahora quienes participaron de estos retiros están totalmente horrorizados porque ese era el lugar supuestamente "sagrado" donde los presuntos pedófilos cometían estos aberrantes hechos.

La causa
El fiscal Fabricio Sidoti continúa la investigación tomando muchísimas declaraciones a testigos, allegados y víctimas, algunas de ellas menores por lo que se realizan en cámara Gessel.

Se pudo determinar que los abusos comenzaron cerca de 1998 al poco tiempo de abrir el instituto, por lo que es probable que haya más personas implicadas como partícipes o como cómplices de las vejaciones.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas