policiales policiales
martes 26 de julio de 2016

Detuvieron a dos policías por matar a un cazador y herir de gravedad a otro

La víctima fatal fue identificada por la Justicia como Héctor Santiago Garialdi (38), mientras el herido es Andrés Casabonne (46). Ocurrió en La Pampa.

Un cazador fue asesinado y otro resultó herido tras ser atacados a balazos en un camino rural en inmediaciones de la localidad pampeana Lonquimay.

Por el hecho detuvieron a dos policías. La víctima fatal fue identificada por la Justicia como Héctor Santiago Garialdi (38), mientras el herido es Andrés Casabonne (46).

El hecho ocurrió alrededor de las 21 del domingo en un camino rural en el departamento de Catriló, donde Garialdi y Casabonne, ambos oriundos de General Pico, iban a bordo de una camioneta Ford F-100 gris junto a otros dos cazadores.

De acuerdo a familiares de las víctimas este grupo había salido a cazar liebres para luego venderlas a unos $40. El propio Casabonne contó que ellos trabajaban para un "frigorífico" y que la temporada de libres es entre los meses de mayo y julio.

El fiscal general de La Pampa, Guillermo Sancho, dijo que los cazadores "iban en dirección norte-sur y cuando llegaron a la intersección con una calle había un móvil policial estacionado de la mano izquierda y, al parecer, los dos policías del patrullero estaban afuera del mismo".

"Cuando pasaron los cazadores, los policías habrían efectuado disparos hacia la camioneta que iba circulando", indicó el funcionario judicial. Garialdi, recibió un tiro en la cabeza y otro balazo ingresó por la puerta del conductor e hirió a Casabonne en un glúteo, por lo que ambos fueron trasladados por sus otros dos compañeros al hospital local donde se constató la muerte del primero de los heridos.

La camioneta, que pertenece al cazador Mario Arroyo y tiene vidrios polarizados, recibió un tercer impacto de bala en su carrocería. Luego del hecho, los dos policías quedaron detenidos y fueron indagados la Justicia que los acusó de "homicidio agravado" por resultar miembros de una fuerza de seguridad. Los peritos secuestraron vainas servidas 9 milímetros.
Fuente:

Más Leídas