policiales policiales
domingo 15 de mayo de 2016

Desvalijaron tres casas y de una recuperaron lo robado

Bandas de asaltantes atacaron las viviendas y a sus moradores, en las afueras del Gran Mendoza. En una propiedad abandonada hallaron parte de lo sustraído

La inseguridad hizo mella ayer en la madrugada en las afueras de la ciudad, con tres asaltos a mano armada, de esos que peor golpean a cualquier gestión contra el delito.

Distintas bandas de delincuentes entraron en la noche a punta de pistola a tres viviendas en Guaymallén, Lavalle y Godoy Cruz, maniataron a las víctimas y, literalmente, las desvalijaron.

Sin embargo, en uno de los casos la policía logró seguir el rastro de los ladrones recuperando los bienes de la víctima, aunque no pudieron dar con los maleantes.

En Guaymallén
En la calle Lemos, de Los Corralitos, un matrimonio con sus tres hijos permanecían en su hogar cuando a la medianoche escucharon que un automóvil estacionaba frente a la puerta de la casa.

Como no esperaban a nadie, el jefe de familia salió ver de que se trataba. Fue entonces cuando se quedó con el corazón en la boca. Se encontró de frente con cuatro hombres que venían a su casa pero a asaltarlo.

Armados, la banda lo reduce a dueño de casa y a su familia, los amenazan para que no pierdan el control y empiezan a cargar todo lo que tenían a mano. No se salvaron ni las zapatillas.

Los ladrones tomaron un televisor de 42 pulgadas, una PlayStation III, un horno microondas, un amplificador de guitarra, tres teléfonos celulares, una garrafa de 10 kilos, una billetera con documentos y $400 en efectivo, varios pares de zapatillas y, por supuesto, varias botellas de bebidas alcohólicas que no les fueron ajenas durante el saqueo.

Todo esto no lo cargaron en el Ford Falcon en el que habían llegado hasta allí sino en el Fiat Duna color blanco de la familia, que evidentemente se robaron con toda la carga. No se reportaron heridos.

Recuperan todo menos los dogos
Carlos Amarilla, de 59 años, es un hombre solitario. Su vida transcurre en un puesto del piedemonte, a seis kilómetros de los barrios ubicados al oeste de Godoy Cruz.

Su morada es conocida como Puesto Chalet Blanco y el viernes, pasada las 21 horas, la tranquilidad del paraje se vio alterada por la aparición de una banda que atacó a Amarilla, lo ató de pies y manos y luego procedió a adueñarse de todas sus pertenencias.

Poco selectivos a la hora de apropiarse del botín, los ladrones se llevaron un freezer de 600 litros, un cargador de baterías, dos baterías de 75 amperes, un televisor 29 pulgadas, un DVD, un equipo electrógeno para generar corriente de 5.500 watts, una bomba de agua, una máquina de cortar pasto, un anillo de oro, mercadería, indumentaria y un teléfono Nextel.

Como parece que todo eso no era suficiente y los maleantes también piensan en su seguridad, se robaron sin más las cuatro crías de raza Dogo propiedad de Amarilla. A la perra prefirieron dejarla en el lugar.

Cuando el puestero logró liberarse, dio aviso a la policía. La denuncia ingresó recién a las 9 del sábado.

Una vez arribados, los uniformados decidieron seguir el rastro había dejado el vehículo de los delincuentes.

Así llegaron a una vivienda semiderrumbada y abandonada sobre calle Segundo Sombra donde no solo encontraron todos los elementos que le habían sustraído al puestero sino además los restos de dos automóviles denunciados como robados.

Además en el lugar hallaron una planta de marihuana de 4 metros de alto que también fue incautada.
Sin embargo ni rastros de los delincuentes.

Golpe en Lavalle
En el barrio El Futuro del norteño departamento provincial una familia ya descansaba en su vivienda, cuando cuatro personas irrumpen violentamente en la casa cerca de la una de la madrugada del sábado.

Armados y amenazantes los delincuentes se roban dos televisores, una computadora y una cartera en cuyo interior había $2.500, ganando rápidamente la fuga.

Los investigadores buscan determinar si este asalto estaría relacionado con el de Guaymallén porque es la misma cantidad de atacantes, andaban en vehículo y desde Los Corralitos se accede rápido a Lavalle.
Fuente:

Más Leídas