policiales - General Alvear General Alvear
viernes 19 de mayo de 2017

Desbarataron una banda narco en General Alvear

Se logró a través de varios operativos realizados en el Sur y el Gran Mendoza. Canjeaban la droga por motos nuevas. Incautaron dinero en efectivo, armas, celulares, autos y motos, cannabis y elementos de corte y fraccionamiento.

Después de casi diez meses de investigación, la División de Lucha Contra el Narcotráfico logró desbaratar a una banda narco que operaba entre Guaymallén y Alvear, pasando por San Rafael.

El resultado del operativo, que requirió la labor conjunta de cinco áreas policiales distribuidas en distintos puntos de la provincia, fue la detención de cuatro personas, actualmente alojadas en el penal de San Rafael por comercio de estupefacientes.

La particularidad que tenía esta banda es que ocultaba las transacciones de compra de narcóticos al por mayor con el intercambio de vehículos.

Por lo general utilizaban como medio de canje motos adquiridas de manera legal y con la documentación al día.

Ese ardid también les permitía a los narcos blanquear el efectivo que ingresaba ilegalmente.
La investigación arrancó en agosto del 2016 con la sospecha de un puesto de venta de drogas en el distrito sanrafaelino de Villa Atuel y recién entre marzo de este año, luego de siete meses de paciente vigilancia y recolección de pruebas, comenzaron a producirse las detenciones. Sin embargo, ahora se hizo público el operativo porque lograron capturar el miércoles al cuarto y último integrante de la banda, que se les había escapado en abril durante un allanamiento a su casa y estaba prófugo desde entonces.

"En agosto iniciamos la causa y con el transcurso de los meses y la recolección de evidencia se procedió en marzo a la detención de las personas involucradas. El miércoles pudimos dar con otro integrante más de esta banda que estaba prófugo y tenía un pedido de captura", resumió el principal Darío Coria, jefe de la División antinarcóticos alvearense.

En Guaymallén cayó el proveedor de los narcóticos, apodado el Nono, de 57 años, la base sureña estaba en Villa Atuel y la comandaba el Liebre de 32 años, y el último eslabón de la cadena lo integraban el Pancho y el Tato, ambos de 24 años, que vendían la droga en Alvear y alrededores al menudeo.

Los cuatro detenidos están imputados por comercio de estupefacientes y por orden del juez Federal de San Rafael, Eduardo Puigdéngolas, quedaron alojados en el penal de ese departamento.

Blanqueo de capitales
No es la primera vez que narcotraficantes compran y venden distintos bienes para blanquear el dinero mal habido.

Sin embargo, no era común, hasta ahora, descubrir operaciones de compra de droga con motos.

Para ocultar las transacciones ilegales, los narcos utilizaban el Facebook para detectar motos en venta y en general en buenas condiciones. Las motos las compraban el Tato y el Pancho de contado y sin poner peros, siempre y cuando estuvieran con la documentación en regla y que no fuesen a ser producto de un robo, para evitar problemas con la ley.

Acordaban con el Liebre y luego las enviaban por expresó a Guaymallén para concretar el pago por la droga. Una vez que recibía los vehículos, el Nono daba el ok y el Liebre viajaba en su auto particular y regresaba con la marihuana.

Fuente:

Más Leídas