policiales - Las Heras Las Heras
miércoles 24 de agosto de 2016

Desaparecieron dos testigos claves para cerrar una investigación por un homicidio

Los testigos de identidad reservada no son encontrados por las autoridades que investigan el asesinato de Marcos Roldán (26), ocurrido hace más de un año en Las Heras.

"Los testigos claves han desaparecido". Pese a las arduas tareas investigativas, las autoridades no logran cerrar la etapa de instrucción por el homicidio de Marcos Fabián Roldán, un joven de 26 años que fue asesinado hace 14 meses en Las Heras. Si bien el caso tiene un imputado, se encuentra en libertad y es necesario más testimonios para lograr que quede tras las rejas a la espera de un juicio oral y público.

Si bien Roger Armando Varela Rocha (26) estuvo privado de su libertad cuando fue atrapado por autoridades policiales, la jueza de Garantías Patricia Alonso ordenó que recuperara su libertad luego de la contradicción de una testigo que primero lo había sindicado como el autor de los disparos pero luego negó esa versión.

Meses después, la abuela de la víctima fatal declaró ante el fiscal que lidera el caso, Fernando Giunta, y señaló en una rueda de reconocimiento al joven como el autor del hecho. Sin embargo, en una primera versión la anciana había asegurado que no podía reconocer al asesino de su nieto y esto hizo que la medida perdiera fuerza.

Estas pruebas que disminuyeron su peso probatorio a lo largo de la pesquisa hicieron que las autoridades judiciales tuvieran su esperanza en dos testigos de identidad reservada que, a priori, complicarían al imputado. Sin embargo, estas personas desaparecieron del radar de los sabuesos policiales y no han sido encontradas, pese al trabajo de efectivos de la División Homicidios.

Fuentes judiciales anticiparon que buscarán conseguir estos testimonios para fortalecer la acusación antes que la causa sea elevada a juicio.

"La herida no cierra"

Desde España, la hermana de Marcos Roldán escribió una carta hablando sobre las sensaciones que le produce el hecho a un año y dos meses –se cumplirán el jueves-. En el escrito, Romina Roldán aseguró que "nos arruinaron la vida. A mi hermano lo hirieron pero a mis padres la herida jamás les cerrará. Mi padre superó una enfermedad muy fuerte por nosotros sus hijos y no perdono que un individuo le haya quitado un hijo a mis padres por ningún motivo".

"Yo siendo su hermana pido Justicia por mi hermano, por la hija que dejó sin padre. Esa mala persona, que por respeto y educación llamo persona por no llamarle con otro término, le pido que se haga cargo y que pague el daño que ha causado a mí, a mi sobrina, a mi cuñada, a mis padres y a mis abuelos, que fueron quienes presenciaron todo el hecho en directo y arruinó su vejez tranquila y feliz que llevaban. La pérdida de un hijo no se supera en la vida, la pérdida de un padre tampoco se supera y por mi sobrina, la hija de mi hermano asesinado, y mis padres y abuelos pido por favor Justicia y que el caso de mi hermano no deje a esa persona causante de este dolor en libertad. Una persona que asesina una vez lo volvería hacer, por eso mismo ruego al cielo que Dios me ayude a descansar por decir algo y que él que causó este daño pague por lo que hizo", reza el escrito.

Romina Roldán finalizó: "Siempre agradeceré a este medio por dejarme desahogar éste dolor que llevo yo como hermana de Marcos y toda la familia que hemos quedado arruinados y no descansaremos hasta saber que el causante de este caso pague por lo que hizo, porque lo vieron, muchos testigos fueron presenciales y la gente tiene miedo de hablar. Él sabe que la gente que lo señaló sabe quién es".

Baleado

En la tarde del 25 de junio del año pasado, Marcos Roldán se encontraba en la casa de sus abuelos en el interior del barrio Eva Perón. El joven salió a la calle para lavar un Fiat Palio que estaba estacionado, cuando fue atacado. Un hombre le disparó y huyó rápidamente. La bala impactó en su omóplato derecho y salió por su pecho, quitándole la vida antes de que ingrese al Hospital Carrillo.

Si hija con algunos familiares viajaban desde España –lugar donde viven- hacia la provincia y se desayunaron con la tragedia al llegar a destino.

Un mes después, Roger Varela fue detenido por personal de la Unidad Investigativa de Las Heras y fue imputado por homicidio agravado por el uso de arma de fuego. Sin embargo, tiempo después recuperó su libertad al pagar una caución de 10 mil pesos.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas