policiales - Rivadavia Rivadavia
martes 13 de junio de 2017

Denunció que su pareja la estafó, le vendió la casa y la dejó en la calle

Una mujer y sus cinco hijos se encuentran en una precaria situación. La Justicia de Rivadavia investiga el caso. Le habrían hecho vender la casa firmando un contrato y aprovechando que es analfabeta.

Una investigación judicial busca probar si una mujer que vive en el departamento de Rivadavia fue estafada por su propio marido, quien presuntamente vendió su casa, la amenazó y la dejó en situación de calle.

La historia tiene su punto de partida el 12 de agosto de 2010. Ese día, Patricia Ester Sánchez (47) firmó un convenio de comodato con el entonces intendente Gerardo del Río y el secretario de Gobierno Gerardo Abrego. En el escrito quedaba en claro que el municipio le cedía un lote de casi 350 metros cuadrados ubicado en calle Chilecito de la localidad de Andrade.

En ese descampado, que pertenecía a los ferrocarriles, Sánchez y sus 5 hijos tomarían dominio para no estar más en situación de calle.

Todo transcurrió con normalidad hasta mediados de mayo pasado. La mujer se puso en pareja con un hombre, identificado como Víctor Hugo Alcaraz, y estuvieron varios meses juntos. Según detalló la víctima en la denuncia, en un momento el hombre le dijo que se tenían que ir a vivir a Junín por temas laborales y que podían alquilar el lote en Andrade para tener un ingreso económico.

Siguiendo la línea de la denunciante, su pareja arregló un supuesto alquiler con dos personas de nacionalidad boliviana y recibió un dinero. "Me dijo que era la plata de anticipo y depósito. Después me hicieron firmar un papel, como yo no se leer me dijeron que era el contrato de alquiler", detalló Sánchez.

Lo cierto es que el 21 de mayo siguiente mantuvo una pelea con su pareja: "Me empezó a agredir con palabras e insultó a mis hijos. Yo le pedí la plata del alquiler pero me mostró el sobre y me dijo: 'no fue un alquier, fue una venta. Con esto te cobro lo de mi moto que le quitaron a tu hijo'. Después agarró un cuchillo, forcejeó con mi hijo de 13 años y le produjo un corte en la mano. Esa noche nos sacó de la casa", recordó la denunciante.

Al querer volver al lote que el municipio le había otorgado, se encontró que estaba ocupado por las dos personas que ahora decían haberlo comprado.

La mujer no tuvo otra alternativa que con unos palos y un nylon armarse una rudimentaria vivienda donde ahora vive con sus cinco hijos. "Estoy en la calle, en la miseria, pasando frío", aseveró.

Tres día después de haber descubierto la estafa, Sánchez realizó una denuncia en la Unidad Fiscal de Rivadavia-Junin, ubicada en la Comisaría 13, donde se inició un expediente por averiguación defraudación. El 9 de junio de 2017 volvió a radicar otra acusación esta vez por amenazas en contra de Alcaraz.

Según relató, también se ha acercado hasta el municipio pero no obtiene respuestas. Sucede que si bien firmó el papel de compra venta -pese a ser analfabeta, lo que evidencia la estafa-, en la cláusula 4 prohíbe transferir o ceder los terrenos.

Lo cierto es que la situación es desesperante y ante la falta de soluciones la mujer se encadenará en la puerta de la Municipalidad de Rivadavia en el transcurso de esta semana como una suerte de reclamo. "No entiendo a dónde está la justicia y el municipio", concluyó Patricia.


Fuente:

Más Leídas