Delivery parapléjico: un acusado incriminó a su compañero en el hecho

Dos de los imputados por asaltar y balear a Emanuel Rodríguez fueron sometidos a un careo. El jueves, alegatos.

Ingresó en la recta final el juicio que busca esclarecer el asalto a un comercio gastronómico donde un delivery fue baleado y quedó en silla de ruedas. La etapa de recolección de pruebas concluyó nada más y nada menos que con un careo entre dos de los imputados y ahora vendrán los alegatos.

Este martes se cumplen tres semanas desde el inicio del debate oral y público sobre el reconocido hecho que dejó parapléjico a Emmanuel Elías Rodríguez (29). Uno de los tres acusados, Franco Matías Miczko Gaitán (21), hizo uso de su derecho a declarar y dio una sorpresiva versión ante las partes en la Séptima Cámara del Crimen.

Palabras más palabras menos, el joven aseguró que otro de los sindicados, Aníbal Guiñez Bato (23), había participado del asalto y balacera. Miczko aseguró saber esto porque el propio joven se lo había reconocido.

Ante las grandes contradicciones entre ambos imputados, las partes decidieron realizar un careo. Los jóvenes fueron sentados cara a cara y el que ya había declarado ratificó su versión: "Golpeate el pecho", le dijo en referencia a que admita su autoría. Guiñez sólo se limitó a negar rotundamente haber estado implicado en el hecho.

En tanto que el tercer acusado, Nicolás Alejandro Aguirre (22), no intervino en el proceso ya que no fue nombrado por sus pares. Este joven declaró en la primera jornada del debate, dijo ser inocente y que lo habían detenido en el barrio San Martín por una averiguación de antecedentes y terminó ligado al caso.

nicolas aguirre diaz.jpg
Nicolás Aguirre Díaz, el tercer sospechoso.
Nicolás Aguirre Díaz, el tercer sospechoso.

Con esta importante prueba finalizó la primera etapa del juicio y el jueves ingresará en la recta final, cuando las partes realicen los alegatos.

Si bien dos de los acusados se contradijeron en el careo, la situación de los muchachos de cara a la sentencia no es del todo complicada.

Sucede que una de las principales pruebas en la investigación primaria que lideró la fiscal de Capital Daniela Chaler –también ha estado a cargo del debate- se desvaneció. Los tres jóvenes fueron sindicados gracias al padre de la víctima, quien aseguró que una mujer que conocía del barrio San Martín los había escuchado hablar sobre el hecho.

Esta mujer fue localizada y citada a declarar, aunque ante los magistrados negó esa versión. Explicó que el padre de Rodríguez utilizaba otro nombre, se hacía pasar por policía y nunca escuchó esa conversación incriminatoria.

De todas formas, durante esa etapa el joven baleado logró reconocer a dos de los implicados en ruedas de reconocimientos.

En la espalda

El 8 de enero de 2014 fue el último día que Emanuel Rodríguez logró caminar por sus propios medios. El joven trabajaba como delivery del local La Massa, ubicado en la Sexta Sección. Esa madrugada, dos jóvenes irrumpieron en el comercio ubicado en calle Jorge A. Calle mientras un tercero los esperaba en la vereda.

Los delincuentes amenazaron con armas a los presentes y les sacaron elementos personal y dinero de la caja. Al solicitarle a Rodríguez la llave de su moto, se produjo un forcejeo que terminó con este último baleado en la espalda.

Los sospechosos fueron detenidos tiempo después en el barrio San Martín, donde residen, y fueron imputados por homicidio criminis causa –matar para ocultar otro hecho- en grado de tentativa.

Rodríguez actualmente está en silla de ruedas pero esto no lo priva de realizar diversas actividades, entre ellas, brindar espectáculos de música con su voz en busca de recaudar 35 mil dólares para someterse a un tratamiento en China.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas